miércoles, 24 de noviembre de 2010

LOS GIGANTES

gigantes grabado
A lo largo de la historia se han multiplicado relatos, cuentos y leyendas sobre seres humanos de proporciones gigantescas, surgiendo siempre la pregunta recurrente: ¿existió alguna vez una raza de gigantes?
Para la Ciencia parece no existir dudas y sólo ve en los gigantes una metáfora del mito cosmogónico que simboliza el poder y la fuerza. Es decir una magnificación del poder del ser humano.
Aunque para la Ciencia no existan dudas si cabría preguntarse si todas las historias y leyendas no responden en realidad a la memoria colectiva de la humanidad y estas son relatos deformados de hechos reales que sucedieron en un pasado remoto.
Nuestro planeta está recorrido por colosales estructuras megalíticas y la Ciencia no da respuestas a ¿Cómo se pudieron desplazar bloques de piedra de mil quinientas toneladas? Reconociendo que actualmente no existen grúas capaces de enfrentarse a semejante reto. Ejemplo de ello son las terrazas de Baalbek (Libano), los colosos de la Isla de Pascua o Tiahuanaco; siendo innumerables los ejemplos que podíamos poner al respecto.
Tenemos dudas razonables, es por ello que vamos a profundizar en las tradiciones, en los escritos, en las leyendas e intentaremos buscar pruebas objetivas de la existencia de estos seres:
La Biblia nos habla de unos extraños seres llamados Nefilim.
“Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien, y tomaron por mujeres a las que preferían de entre todas ellas.
gigantes6
Entonces dijo Yahvé: «No permanecerá para siempre mi espíritu en el hombre, porque no es más que carne; que sus días sean ciento veinte años. Los Nefilim existían en la tierra por aquel entonces (y también después), cuando los hijos de Dios se unían a las hijas de los hombres y ellas les daban hijos: estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos”.
Gen. 6 1-4.
Al explicar estos versículos la Biblia de Jerusalén nos dice: “episodio difícil de tradición yahvista. El autor sagrado se remite a una leyenda popular sobre los gigantes, en hebreo Nefilim, que habrían sido los Titanes orientales, nacidos de la unión entre mortales y seres celestiales. Sin pronunciarse sobre el valor de esta creencia, y disimulando su aspecto mitológico, se limita a recordar una raza insolente de super hombres, como ejemplo de la perversidad creciente que va a dar motivo al diluvio”.
En realidad en este texto ya nos encontramos una incoherencia, al traducir Nefilim como gigantes, cuando en realidad la palabra hebrea para designar a los gigantes es Anakin, traduciendo este último término la Biblia de Jerusalén como “anaquita”, siendo la verdadera traducción de Nefilim “aquellos que han bajado”
Según la visión judía tradicional, derivada de el Libro de Enoc, los progenitores de los Nefilim fueron una clase particular de ángeles - los Grigori (Observadores). También se ha dicho que, uno de los propósitos de Dios al inundar la Tierra en tiempos de Noé (historia del diluvio universal), fue deshacerse de los Nefilim, de hecho la reseña bíblica de Noé hace referencia explícita al no contenido Nefilim en su linaje siendo en opinión de la Iglesia Ortodoxa Etíope 100% humano.
Nos encontramos pues en estos inicios bíblicos una serie de seres de difícil catalogación, los hijos de Dios, o los venidos del cielo, (nefilims) los hijos de los hombres y los gigantes a los que se pretende identificar con los Nefilims pero que en realidad son de acuerdo a la tradición rabínica, los Anakim (anaquitas), Refaim (refaitas), Gibborim, Zamzummim, y Emim (emitas).
Se habla de ellos como de una antigua tribu canánea, que vivía en las colinas de Judá y en la llanura filistea (Hebrón, Debir, Anab, Gaza, Gath, Ashdod). Habitantes originales de Canaán, ocupaban el Líbano y el área del Monte Hermón, se separaron al norte de la costa de Siria y Transjordania donde construyeron una cadena de ciudades fortificadas. Vivían en la región que más tarde ocuparon los moabitas y los amonitas, los primeros les llamaron emitas, y los segundos les llamaban zomzomeos.
Quizás sean demasiados detalles para una leyenda concreta, apariciones de algún gigante aislado como una aberración de la naturaleza como el caso de Goliat. Aquí se habla de ciudades, de pueblos, de una raza de una envergadura muy superior a la que consideramos “normal” y que ambas cohabitaban, y no es algo que se circunscriba únicamente a la zona concreta del oriente próximo.
gigantes 6
Pero volviendo a la Biblia, no sólo en el Génesis se recoge la existencia de gigantes, veamos unos ejemplos:
* Números: "…hemos visto también gigantes, hijos de Anaq, de la raza de los gigantes. Nosotros nos teníamos ante ellos como saltamontes, y eso mismo les parecíamos a ellos" (Num. 13:33).
* Eclesiástico: "¿Acaso, siendo joven (David), no mató a un gigante y extirpó el oprobio del pueblo, cuando lanzó una piedra con la honda y abatió la arrogancia de Goliat?" (Eclesiástico. 47:4)
* Baruc: "Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez". (Baruc 3:26, 3:27 ,3:28)
* Deuteronomio:" Los emitas habitaron en ella antes, pueblo grande y numeroso, y alto como los hijos de Anac. Por gigantes eran ellos tenidos también, como los hijos de Anac; y los moabitas los llaman emitas. Porque únicamente Og rey de Basán había quedado del resto de los gigantes. Su cama, una cama de hierro, ¿no está en Rabá de los hijos de Amón? La longitud de ella es de nueve codos, y su anchura de cuatro codos, según el codo de un hombre". (Deuteronomio 2:10, 2:11, 3:11

martes, 9 de noviembre de 2010

LO QUE ES ARRIBA ES ABAJO (MASONES Y TEMPLARIOS IV)


Aparentemente las historias del Universo parecen estar condicionadas por el orden y la organización; su funcionamiento parece mecánico y las leyes que rigen la Naturaleza se nos presentan como eternas e inmutables, lo que se manifiesta en el desarrollo de la vida desde las bacterias hasta el hombre.

El modelo metodológico positivista que estaba destinado a estudiar este ordenado y organizado Universo tuvo un papel dominante en el orden de la ciencia, toda investigación tenía que adaptarse a las exigencias de este modelo para ser tenidas en cuenta, de lo contrario, se consideraban pura especulación. La cuantificación en las ciencias naturales se esforzaba por conseguir la certidumbre y objetividad en los hallazgos, postulando leyes universales acumulativas.
MOLÉCULA DE CARBONO 60

Las ciencias sociales intentaban imitar el modelo, a pesar de que sus características son la incertidumbre, la subjetividad y la interpretación. Una serie de descubrimientos en la física, a partir de la segunda mitad del siglo XX, puso en tela de juicio las teorías mejor corroboradas (ley de gravitación de Newton, por ejemplo) estos descubrimientos fueron:

*                 En el nivel macroscópico, el segundo principio de termodinámica y su nueva interpretación que anuncia el principio de degradación de energía en cualquier parte del Universo donde haya trabajo y transformación.

*                 En el nivel microscópico, la doble identidad del quantum de energía que demuestra el desorden constitucional de todo ser vivo.

*                 En el nivel cosmológico la expansión del Universo, una irradiación isótropa fósil confirma la expansión como fruto de una catástrofe inicial.

La idea del Universo mecánico, ordenado y eterno quedó desplazada por la del Universo desorganizado y en expansión, derrumbándose los tres pilares del positivismo.
ESTRUCTURA FRACTAL DE PAUL DECELLE

Sin embargo, el desorden y la organización no son fenómenos mutuamente excluyentes, la probabilidad y el determinismo no se oponen sino que se complementan.

De un desorden total puede surgir, espontáneamente, una estructura organizada jugando el desorden un papel constructivo en el proceso de la creación del orden, emergiendo las estructuras ordenadas a partir de un complicado juego de interacciones entre los elementos implicados.
El desorden no sólo precede al orden, sino que también es posterior a él, ya que todo sistema, de acuerdo con el segundo principio de la termodinámica, tarde o temprano se desintegra.

Hoy en día, la teoría del Caos, se ha convertido en una disciplina científica y un paradigma de ciencia, dedicado a estudiar la complejidad del mundo.


 El Sutra Avatamsaka del Siglo V a de c nos dice:


En el cielo de Indra hay una red de perlas de tal forma ordenadas que si miras a una, ves a todas las demás reflejadas en ella. Del mismo modo, cada objeto del mundo no es sólo él mismo, sino que incluye a todos los demás objetos y es, de hecho, todos los demás.
...Y dentro de la Torre de Indra hay también cientos de miles de torres, cada una de las cuales está tan exquisitamente adornada como la Torre principal misma y tan espaciosa como el cielo. Y todas estas torres, más allá de lo que en número podría calcularse, no se molestan en absoluto unas a otras; cada una preserva su existencia individual en perfecta armonía con todo el resto; no hay aquí nada que impida a una torre estar fusionada con todas las demás individual y colectivamente; hay un estado de perfecta entremezcla y, sin embargo, de perfecta ordenación. Sudhana, el joven peregrino, se ve él mismo en todas las torres y en cada una de ellas, donde el todo está contenido en cada una y cada una está contenida en el todo.
ESTRUCTURA FRACTAL DE LA BRÓCOLI



DETALLE











 

Expresar matemáticamente que la parte contiene al todo se consigue despejando una sencilla ecuación:
PARTETODO

                                                                                       

La ecuación a resolver es: X2 – X – 1 = 0 siendo X > 0,
Luego:

LAMPARA
DISEÑADA
POR GAUDI
SAGRADA
FAMILIA
Este todo expresión del universo que desde el caos, el desorden, precede al orden, tiene como nexo de unión el número áureo, el número divino o la divina proporción, utilizado por la naturaleza, por los artistas y arquitectos iniciados, en estructuras fractales lo que nos llevaría a la hipótesis del "Universo Holográfico", la cual nos dice que la información de todo el universo está contenido en cualquier subconjunto de el mismo. Por lo tanto, tendría que ser posible reconstruir el universo completo a partir de una simple bacteria. Es decir las partes son reproducciones a escala del todo, o el todo está contenido en cada una de sus partes, igual que en un holograma.
Las antiguas tradiciones herméticas, se ven reforzadas por la física cuántica, los hadrones, la teoría del caos, la hipótesis del universo holograma etc. haciendo bueno el principio de Hermes Trimegisto “Lo que es arriba es abajo”.

La búsqueda de Templarios y Masones de la divina proporción, del número de Dios, de la Vesica Piscis sólo nos lleva a una pregunta: ¿Está más cerca de Dios la física cuántica que la metafísica?


VESICA PISCIS
                 
           
            .


           
                       


lunes, 1 de noviembre de 2010

TEMPLARIOS Y MASONES III (LA GEOMETRÍA SAGRADA)

    

“Entre toda la creación, te he escogido a ti, y sobre ti he levantado mi solio. Tú eres el instrumento escogido por mi mano, y yo te encargo que seas el Constructor de mi Templo. Tú levantarás sus columnas y cubrirás su piso; tú lo adornarás con metales y joyas, y tú serás el maestro de mis obreros. En tus manos coloco los planos, y aquí, en el puesto de comando de la sustancia viva, dejo grabado el plano que debes seguir, y en el que he trazado cada letra y cada ángulo con las fulgentes líneas de mi omnipotente dedo. ¡Hiram Abiff, escogido como constructor de la casa de Tu Padre, levántate y comienza tu tarea! Allí tienes las densas nubes, las grises nieblas, los destellos de la luz celestial, y las tinieblas del sueño de la creación. Con ellos construirás, sin el ruido de mi martillo ni gritos de obreros, el templo de tu Dios eterno que está en los cielos. La arremolinada e incesante acción de la negación te obligará a moler y pulir tus piedras. Entre esos espíritus de no-ser tendrás que mezclar la cal y echar tus cimientos, porque yo te he estado contemplando desde los días de tu juventud y te he guiado a través de los días de tu edad adulta. Te he pesado en la balanza y he visto que eres justo. Por tanto, a ti te concedo la gloria de trabajar, y por la presente te doy la investidura como Constructor de mi Casa. A ti te entrego la palabra de Maestro Constructor; a ti te entrego las herramientas del gremio; a ti te transmito el poder de que he sido investido. Ten fe en estas cosas. Devuélvemelas cuando hayas terminado, y yo te daré el nombre conocido sólo por Dios. Así debe ser”.

(transcripción literal de la leyenda del arquitecto de las estrellas)

Tres obreros que aspiraban a puestos de más capacitación parece ser que fueron los asesinos del arquitecto de las estrellas, pero ¿qué secretos manejaba Hiram? Sin duda, era el secreto de la geometría sagrada.

El término Geometría significa literalmente “medida de la tierra “.

Desde tiempos remotos la geometría ha sido inseparable de la magia. Aún las arcaicas inscripciones en las rocas siguen formas geométricas (véanse las espirales de la Costa de la Muerte en Galicia). Debido a que las complejidades y abstractas verdades expresadas por las formas geométricas solamente pueden ser explicadas como reflexiones de las más profundas verdades, siendo consideradas como misterios sagrados y dejadas lejos del alcance de los ojos profanos. Estos profundos conocimientos pudieron ser transmitidos de un iniciado a otro por medio de símbolos geométricos.

Cada forma geométrica está investida de un significado simbólico y psicológico. De esta manera, todo aquello hecho por la mano del hombre que incorpore dichos símbolos se convierte en vehículo de conocimiento para los iniciados.

Uno de los principios de la geometría sagrada lo encontramos en la máxima hermética “como es arriba, así es abajo” y también en ”aquello que se halla en el pequeño mundo, el microcosmos, refleja lo que se halla en el gran mundo o macrocosmos”.

Este principio de correspondencia se halla en la base de todas las ciencias arcanas, donde las formas del universo manifestado se reflejan en el cuerpo y constitución del hombre.

Tómese como ejemplo la ilustración de Leonardo da Vinci para un libro sobre las obras de Vitruvio, cuyo texto traducido es el siguiente:

vitrubio

Vitruvio el arquitecto, dice en su obra sobre arquitectura que la naturaleza distribuye las medidas del cuerpo humano como sigue: que 4 dedos hacen 1 palma, y 4 palmas hacen 1 pie, 6 palmas hacen 1 codo, 4 codos hacen la altura del hombre. Y 4 codos hacen 1 paso, y que 24 palmas hacen un hombre; y estas medidas son las que él usaba en sus edilicios. Si separas la piernas lo suficiente como para que tu altura disminuya 1/14 y estiras y subes los hombros hasta que los dedos estén al nivel del borde superior de tu cabeza, has de saber que el centro geométrico de tus extremidades separadas estará situado en tu ombligo y que el espacio entre las piernas será un triángulo equilátero. La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura. Desde el nacimiento del pelo hasta la punta de la barbilla es la décima parte de la altura de un hombre; desde la punta de la barbilla a la parte superior de la cabeza es un octavo de su estatura; desde la parte superior del pecho al extremo de su cabeza será un sexto de un hombre. Desde la parte superior del pecho al nacimiento del pelo será la séptima parte del hombre completo. Desde los pezones a la parte de arriba de la cabeza será la cuarta parte del hombre. La anchura mayor de los hombros contiene en sí misma la cuarta parte de un hombre. Desde el codo a la punta de la mano será la quinta parte del hombre; y desde el codo al ángulo de la axila será la octava parte del hombre. La mano completa será la décima parte del hombre; el comienzo de los genitales marca la mitad del hombre. El pie es la séptima parte del hombre. Desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla será la cuarta parte del hombre. Desde debajo de la rodilla al comienzo de los genitales será la cuarta parte del hombre. La distancia desde la parte inferior de la barbilla a la nariz y desde el nacimiento del pelo a las cejas es, en cada caso, la misma, y, como la oreja, una tercera parte del rostro. 

EL NÚMERO AÚREO Y LA SECIÓN AÚREA

La sección áurea es la división armónica de una segmento en media y extrema razón. Es decir, que el segmento menor es al segmento mayor, como éste es a la totalidad. De esta manera se establece una relación de tamaños con la misma proporcionalidad entre el todo dividido en mayor y menor. Esta proporción o forma de seleccionar proporcionalmente una línea se llama proporción áurea.

Tomemos un segmento de longitud 1 y hagamos en él la división indicada anteriormente

clip_image001

Aplicando la proporción áurea obtenemos la siguiente ecuación que tendremos que resolver

clip_image001[7]

Una de las soluciones de esta ecuación (la solución positiva) es

X =clip_image001[9]

 

Lo sorprendente ahora es calcular el valor que se obtiene al dividir el segmento mayor entre el menor,

clip_image002[4]

Es decir, la relación entre las dos partes en que dividimos el segmento es el número de oro.

El cuadro de Dalí, Leda atómica, pintado en 1949, sintetiza siglos de tradición matemática y simbólica, especialmente pitagórica. Se trata de una filigrana basada en la proporción áurea, pero elaborada de tal forma que no es evidente para el espectador. En el boceto de 1947 se advierte la meticulosidad del análisis geométrico realizado por Dalí basado en el pentagrama místico pitagórico.

dali

El número áureo está presente en toda la naturaleza, en la espiral logarítmica, que podemos ver como decían los antiguos en el microcosmos y en el macrocosmos.

espiral

espiral--478x270

Una de las formas geométricas más perfectas jamás observadas en el espacio de una nebulosa planetaria (conocida como IRAS 23166 1655), en plena formación alrededor de la estrella AFGL 3068, también llamada LL Pegasi.

                                 “Lo que es arriba es abajo”

petrogli