domingo, 31 de enero de 2010

EXTREMADURA: LA CAPILLA SIXTINA EXTREMEÑA

Nuestra impenitente búsqueda nos lleva hasta la campiña sur extremeña, en las estribaciones de Sierra Morena y en concreto a Sierra Jayona, a unos siete kilómetros de Fuente del Arco, donde nos sorprende la que se califica como “La Capilla Sixtina de Extremadura” en el enclave rural del Santuario de la Virgen del Ara.


Todo el paraje que lo circunda es de una gran riqueza arqueológica, encontrándose sobre todo restos romanos, no podemos olvidar la cercanía de la ciudad romana de Regina, es muy posible, al menos así lo sospechamos, la existencia de algún enclave religioso pre-cristiano.

La construcción de la ermita se debe a Don García Ramírez, prior de la Orden de Santiago y que se realizó en una primera fase a finales del siglo XIV y principios del XV.

La arquería de la fachada sur de la Iglesia, es de estilo mudéjar y esta compuesta por arcos que se apoyan sobre pilares poligonales, tras la arquería observamos una puerta de acceso al interior del templo con arco de herradura, donde aparecen restos de columnas romanas.

La única nave de la iglesia se cubre con bóveda de cañón, y tiene una longitud de 17 metros y una anchura de 8’5. Todo el edificio se encuentra orientado hacia el este.

En la parte norte, en el cercado interior se puede contemplar un cierto número de tumbas antropomórficas de diferentes tamaños excavadas en el suelo rocoso que se cree son de origen fenicio.

En 1736 se finalizaron las pinturas de la bóveda del Santuario, una extraordinaria exposición iconográfica de autor o autores desconocidos.

El o los artistas recurrieron a compartimentar el espacio de la bóveda de la nave de la iglesia en grandes recuadros, insertos en una red formada por una fantasía a base de figuras femeninas con alas, de raíz vegetal y carnosos roleos. De esta manera logran veinticuatro rectángulos y dos cuartos de círculo en el coro alto, que hacen posible la reproducción de 26 escenas del libro del Génesis. Cada una de estas escenas se numeran para formar bloques concretos, ya que no se sigue el texto bíblico de una manera lineal, lo que hizo necesario acompañar a las pinturas de una leyenda extraída del propio texto que representaba: La historia de la creación, el paraíso, el destierro e hijos de Adán y Eva, se distribuye en doce escenas. La de Abraham, desde su encuentro con Melquisedec hasta el sacrificio de su hijo Isaac, en otras cinco. La del Diluvio, desde la Torre de Babel hasta el Sacrificio de Noé, en cinco. Las cuatro restantes se destinan a la historia de Issac y Rebeca.
La superficie de los muros se decoran en la parte superior con una simulada moldura por la que discurre un friso de motivos vegetales, en el que se insertan figurillas y algunos animales. Un continuo de rectángulos que acoge alternativamente, un tema floral y una estación del Vía Crucis.

Y surge el anacronismo, algo que consigue que te preguntes, pero ¿qué hace esto aquí?

En la bóveda del coro, en los ángulos, cuatro bellas figuras femeninas acompañadas de diversos atributos, representan los cuatro puntos cardinales y los signos correspondientes del Zodiaco. ¿Qué función tienen o qué representan los signos zodiacales en una Iglesia?

No debemos olvidar que la Iglesia nunca ha visto a la astrología con simpatía, desde antiguo ha condenado la creencia en la astrología, por ejemplo el Concilio de Toledo del año 400, o el Concilio de Braga del 561.

Y todo puede resumirse en lo que dice el Catecismo de la Iglesia Católica: 'Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone 'desvelan' el porvenir. La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a 'mediums' encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios.

¿Qué oculta y poderosa razón llevó a poner en terreno sagrado símbolos de conocimientos ancestrales de origen pagano?

¿Qué oculta razón llevó a los clérigos y autoridades eclesiásticas a permitirlo?

Sin duda un enigma y un misterio.

No es ajena esta zona a leyendas, siendo especialmente relevante la que da titularidad a la Virgen adorada en la ermita, la Virgen del Ara.

“En la época de los reinos de taifas había en la zona un rey moro llamado Jayón, que tenía una hija que respondía al nombre de Erminda. Estando la Princesa junto a una fuente, se le apareció la Virgen, en forma de una joven doncella, sobre una encina. Esta aparición se hizo más frecuente, hasta que un día, Erminda, vio brillar sobre la cabeza de la joven una aureola de luz.

Erminda le preguntó:

.- ¿Quién eres?
.- La Virgen María, -le contestó la joven-.
.- Pues entonces, si eres la Virgen. ¿Por qué no le devuelves la vista a mi padre?.
.- Lo haré, pero cuando os convirtáis al cristianismo.
Al convertirse Erminda y su padre el rey Jayón, éste recobró la vista.
Entonces comenzó a levantarse una capilla en su honor en un lugar muy cercano, donde hoy figura una cruz de hierro; pero lo que construían durante el día, por la noche se derrumbaba. Así, el rey empezó a tener miedo y trató de huir del lugar, pero al intentar atravesar la Ribera del Ara, el agua se lo impidió.
Habló con la Virgen y Ésta le dijo que la ermita que estaba construyendo se derrumbaba porque no la hacia en el lugar que Ella deseaba. Es decir, en la encina donde se aparecía. Así pues, se levantó la ermita en el lugar en el que hoy existe, y se dice que la encina se cortaba y volvía a retoñecer.”

La leyenda dio lugar al romance de la Virgen del Ara:

Sobre un ara i alcornoque
la Virgen María oy
al Rei Jaion ia su hija
Erminda se apareció
Convirtiéronse al instante
pidiendo con gran fervor
el Sto. baptismo a voces
por lograr la redención
Fabrican aqueste templo
los moros q humilde son
aexortación de su Rei
que amante les predicó
Muchos dexan a su secta
y uno que se arrepintió
por permisión de María
otro moro le aprendió
Echanle corma y cadena
le castigan con rigor
Yel volviéndose a María
libre en su templo se hayó
Leda gracias a la Virgen
porque conoció su error
ymitando a Jeremías
con lágrimas y dolor
Soberana redentora
libres vuestros moros son
no permitáis sean esclabos
daquel infernal Dragón.(sic.)

A nosotros, en nuestra impenitente búsqueda de lo insólito nos basta con saber que en la ermita de la Virgen del Ara la religión se alió con la astrología en un maridaje tan inusual como extraño.