miércoles, 16 de junio de 2010

LA REENCARNACIÓN Y LA HIPNOSIS REGRESIVA

 vida-muerte-y-tiempol

Todos sabemos en qué consiste la reencarnación, pero ¿existen pruebas irrefutables de la misma?, En este menester es necesario hablar del profesor Ian Stevenson, catedrático y director del departamento de Neurología y Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virgínia, sin duda alguna él ha sido uno de los grandes investigadores en esta materia.

Viajó por primera vez a la India en 1961, con el único objetivo de la búsqueda de casos que pudieran demostrar la realidad de la reencarnación. Después de 22 años, consiguió reunir alrededor de 2.000 casos. Su método consistía en reunir niños que espontáneamente manifiestan recuerdos de vidas pasadas o haber vivido en otros lugares, ofreciendo información suficientemente detallada e identificando a personas que tuvieron alguna relación con ellos en otras existencias.

Entre las obras más importantes del investigador figura el libro titulado "20 Casos que Sugieren la Reencarnación". En éste se resalta la extraordinaria documentación del estudio detallado y minucioso de Stevenson realizado en distintos países con diferentes personas de diferentes edades, niveles de inteligencia y creencias.

Según la tabla estadística creada por el profesor Stevenson, la edad media en la que aparecen los recuerdos de vidas pasadas es de entre 2 y 3 años; la edad media de duración de dichos recuerdos es de 7 años y a partir de ese momento los recuerdos se van perdiendo poco a poco. En algunos casos éstos quedan difusos y en otros quedan totalmente olvidados. Hay que tener en cuenta que el profesor no utilizó la hipnosis ni ningún otro medio para provocar dichos recuerdos.

las edades de la vida

El 19 de enero de 1951, un barbero y un lavandero engañaron y asesinaron con un cuchillo a Ashol Kkumar, conocido como Mmunna, el asesinado, con seis años de edad, era el único hijo de un señor de apellido Prasad y aparentemente el motivo era eliminar al heredero legal de su padre. Una vez eliminado sería heredero legal uno de los asesinos. La cabeza del niño, mutilada y separada de su cuerpo, fue reconocida por su padre. Los asesinos fueron detenidos y puestos en libertad por falta de pruebas.

Algunos años después llegó a oídos de Prasad que había un niño de tres años de edad que decía con detalles que era hijo de él y que había muerto cuando dos personas, un barbero y un lavandero lo asesinaron. Ravi pedía a sus padres juguetes que había dejado en su casa anterior, dando igualmente detalles de los mismos. Prasad fue a ver qué había de cierto en lo que se decía de ese niño, pero el padre actual se opuso al encuentro. La insistencia hizo que al fin el encuentro se produjera, reconociendo instantáneamente el niño a su padre de la supuesta vida anterior.

Dados los detalles tan específicos que ofreció Ravi, se intentó volver a procesar a sus asesinos contando con nuevas pruebas. Ravi, que cierta vez se cruzó con sus asesinos, había sentido miedo y empezado a temblar, reconociéndolos de inmediato. La madre confesó que el niño desde el nacimiento tenía una marca en el cuello a todo lo largo, como si fuese hecha con un cuchillo. Ella dijo que era congénita, que se había dado cuenta cuando el niño tenía tres o cuatro meses de edad.

Pasado el tiempo, a la edad de 11 años le recordaron a Ravi el incidente y los hechos narrados por él y el niño aseguró no acordarse de nada, ni siquiera de haber hablado alguna vez sobre estas cosas. Este caso fue analizado por diversos médicos y científicos, comprobándose todo detalle, marca de nacimiento, personas entrevistadas, testigos (y su comportamiento), la posibilidad de que Ravi tuviera conocimientos paranormales, datos geográficos de la aldea y posibilidad de contactos entre las dos familias con anterioridad etc..

Este es uno de los muchos casos en los que no se puede dar una explicación racional.

La Hipnosis es quizás la más polémica de las prácticas en el área de la ciencia. La introducción de una influencia ajena en el inconsciente de la persona ha desatado todo tipo de comentarios, hay quienes están a favor y hay quienes esta en contra, amén de la controversia en torno a los principios éticos de esta práctica. Sin embargo, esta alternativa ha sido en verdad muy valiosa tanto para la psicología como para la medicina.  

Existen multitud de definiciones para la hipnosis, desde la de una condición fisiológica en la cual todas las personas pueden ser inducidas a mostrar varias diferencias en su pensamiento y conducta, hasta un estado alterado de consciencia (EAC) inducido con un incremento de la sugestibilidad y perdida del autocontrol.

La Hipnosis Regresiva, que tiene como uno de sus exponentes más importantes al doctor Brian Weiss, es una de las alternativas más usadas en la psicología transpersonal. La Hipnosis Regresiva, tal como indica su nombre, induce al individuo a un retroceso de sucesos. Se pretende que con este tipo de hipnosis el individuo contacte con experiencias que no fueron comprendidas del todo y que influyen en su vida actual de forma negativa; se intenta que el paciente entienda el porqué de sus experiencias pasadas, que contacte con aquellas situaciones que le causaron dolor, confusión, temor o resentimiento, y encuentre la forma de darles solución por medio de obtener una visión clara y objetiva de las experiencias que le causaron el trauma.

En este tipo de hipnosis el terapeuta hipnotiza al paciente llevándolo hacia el pasado, pueden ser momentos cercanos al momento presente, como hace un año o dos, hasta momentos más alejados, como la infancia, momentos intrauterinoso, o incluso, hasta tiempos mucho más distantes como lo son otras vidas o encarnaciones  pasadas.

vida

Esta práctica reviste una gran complejidad, y requiere un grado de estudio profundo para que el terapeuta pueda lograr resultados positivos. Es necesario que el terapeuta tenga estudios de psicología cognitiva conductual, que sepa como manejar reacciones emocionales del paciente de forma inteligente, pues, durante una sesión de hipnosis regresiva, un paciente podría tener descargas de ira, de depresión, de llanto, en fin, todo tipo de emociones que pudieran estar muy arraigadas.

Pero la gran pregunta es: ¿Es la hipnosis regresiva la herramienta por la que se demuestra taxativamente la existencia de la reencarnación?, la respuesta es No.

En primer lugar la mayoría de las regresiones “exitosas” a vidas pasadas no superan el más simple de los test, no hay coincidencia entre el período histórico que se relata y los ropajes de los personajes, por ejemplo; lo cual no quiere decir que el paciente este mintiendo, tan sólo recrea unas vivencias oníricas desatadas por las preguntas del hipnotizador.

En los casos que realmente nos sorprenden, donde se relatan situaciones verificables, es realmente difícil, por no decir imposible, aislar inferencias contaminantes de la experiencia, como pueden ser algúnos fenómenos de percepción extrasensorial, o la implicación de una memoria o subconsciente colectivo.

De cualquier manera y como tantas otras cosas habrá que decir: ¡Haberlas Hailas!