jueves, 1 de julio de 2010

EL ESPIRITISMO I

 

Cuando hablamos de espiritismo no estamos refiriéndonos a algo novedoso como pudiera presuponerse por el auge de estas creencias o doctrinas durante el siglo XIX; Homero en su Odisea nos cuenta como Odiseo tras su llegada al Hades, siguiendo las instrucciones de la hechicera Circe efectúa un ritual, mediante el cual no sólo logra hablar con el espíritu de su padre sino también con los de sus compañeros muertos en Troya.

La comunicación con los espíritus ha estado presente a lo largo de toda la historia de la humanidad, incluso en la Edad Media la fe en el retorno de los espíritus era una cuestión recurrente, ya que la creencia era que este retorno se producía con regularidad, multiplicándose los cuentos de fantasmas.

Casa_Hydesville_600x600

Durante el siglo XIX se produjo en Estados Unidos una oleada de fenómenos mediúmnicos que crecía de manera exponencial y que extendió sus prácticas y conocimientos a varios países europeos. En el

año 1848, en la localidad de Hydesville, Estados Unidos, tuvo lugar el primer caso registrado de un fenómeno poltergeist.

En 1854, en París, el espiritista Allán Kardec se dedicó al estudio de estos fenómenos paranormales, en particular, las manifestaciones de las llamadas «mesas giratorias». Las explicaciones de las causas de estos fenómenos dieron lugar a un sistema filosófico en el que se sustentan las bases del espiritismo.

Sus investigaciones derivaron en la publicación en 1857 de El libro de los espíritus. Este volumen supone el comienzo del movimiento espiritista contemporáneo. En los años que siguen, Kardec publicó numerosos libros: El libro de los médiums (1861), El evangelio según el espiritismo (1864), El cielo y el infierno o la justicia divina según el espiritismo (1865) y Génesis, los milagros y las profecías según el espiritismo (1868). En 1858 fundó la Revista Espírita, de la que fue director hasta 1869 (año de su muerte).

Fueron muchos los que gradualmente abrazaron el espiritismo como una explicación lógica de la realidad, incluso de temas relacionados con la trascendencia y la vida después de la muerte.

En América Latina, el espiritismo se expande en dos corrientes claramente diferenciadas: una intenta mantenerse fiel al proyecto inicial de Kardec y la otra adquiere un carácter netamente religioso.

La primera corriente, con foco en Argentina, postula al espiritismo como ciencia-filosofía-moral. La segunda corriente, con base en Brasil, es de grandes dimensiones y postula al espiritismo como ciencia-filosofía-religión, sobre la base del catolicismo.

Si bien ambas corrientes comparten el mismo nombre "espiritismo", sus desarrollos, proyectos y razonamientos divergen sustancialmente hasta el punto de constituir dos espacios diversos y, en lo esencial, contradictorios.

El Incidente de Hydesville

Tres hermanas, Leah, Margaretta, y Catherine, formaban parte de una familia de siete hermanos y fueron las protagonistas de un hecho que cambió el concepto de comunicación con los espíritus. El relato definitivo del incidente lo proporcionó la madre cuatro días después en una declaración jurada, y ratificada como exacta por su marido. Contó que la casa donde vivían provisionalmente había padecido temblores inexplicables en las paredes y muebles, ruidos de pasos y golpes en las paredes y puertas. La familia llegó «a la conclusión de que la casa debía albergar a algún espíritu inquieto y desgraciado».

Cansada por las molestias, la familia se acostó temprano la noche del viernes 31 de marzo. Margaretta y Catherine, sentían miedo de los ruidos y se habían instalado en la habitación de sus padres. Sin duda, fue la presencia tranquilizadora de su padre y su madre lo que animó a las chicas a responder con tanto descaro cuando comenzaron los golpeteos.

Las niñas oyeron los golpes y trataron de hacer un ruido parecido, chasqueando los dedos. Mi hija menor, Cathie, dijo: «Señor Slipfoot, ¡haga como yo!», golpeando las manos. El sonido dio inmediatamente la misma cantidad de golpes. Cuando ella se detuvo, el sonido cesó un rato. Entonces Margaretta dijo, en broma: «No; haga como yo. Cuente uno, dos, tres, cuatro», golpeando las manos al mismo tiempo, y los golpeteos volvieron como antes. Tuvo miedo de repetirlo...

De esto pasaron gradualmente a comunicaciones más elaboradas, usando un código alfabético por medio del cual se descubrió que los golpes eran obra de un espíritu que se identificó como un buhonero de treinta y un años que afirmaba haber sido asesinado en esa misma casa y cuyos restos estaban enterrados en el sótano.

FOX

Acudieron vecinos a verificar lo que ocurría; ellos también escucharon los golpes, hicieron sus propias preguntas y recibieron respuestas. Al día siguiente llegaron más visitantes y por la noche, a petición del espíritu, algunos hombres se pusieron a excavar en el sótano, para ver si podían comprobar la historia; desgraciadamente el pozo se llenó de agua y hubo que abandonar el intento.

Aunque es cierto que los procedimientos de investigación eran primitivos, desde el punto de vista actual, debemos aceptar que los neoyorquinos que acudieron a ver a las hermanas Fox no estaban dispuestos a que nadie se burlaran de ellos, acudiendo en gran número dispuestos a demostrar la existencia de algún fraude y saliendo convencidos de que el fenómeno desafiaba las explicaciones lógicas.

El Incidente de las hermanas Fox dio lugar a la aparición de nuevos médiums y los fenómenos evolucionaron desde las preguntas y respuestas por medio de golpes hasta la escritura automática y las manifestaciones en voz alta, culminando en la comunicación oral, en la que los espíritus se «apoderaban» de sus intermediarios. Los mensajes eran acompañados por toda clase de fenómenos físicos: movimientos de muebles, teleportaciones, levitaciones de los asistentes o de las médiums, toda clase de ruidos y una amplia variedad de fenómenos luminosos. Una y otra vez, las hermanas fueron puestas a prueba, con más severidad cuando Kate se sometió a las investigaciones de William Crookes mientras visitaba Inglaterra. Crookes dio fe de su autenticidad con persuasiva insistencia:

Crookes

“Durante varios meses he disfrutado de la oportunidad casi ilimitada de comprobar los diversos fenómenos que ocurrían en presencia de esta dama, y examiné especialmente los fenómenos auditivos... Parece que sólo es necesario que coloque su mano en cualquier objeto para que se produzcan fuertes golpes, como una pulsación triple, que a veces son tan fuertes que se oyen a varias habitaciones de distancia. He escuchado esos sonidos que provenían del suelo, las paredes, etc., cuando las manos y los pies de la médium estaban sujetos, cuando estaba de pie sobre una silla, cuando estaba suspendida del techo en un columpio y cuando se desvaneció en un sofá... Los comprobé de todas las formas que se me ocurrieron, hasta que tuve que llegar a la conclusión de que eran hechos auténticos y objetivos, no producidos mediante trucos o medios mecánicos.”

Hubo afirmaciones a favor y en contra, e incluso confesiones de fraude desmentidas posteriormente, pero, en 1904, cuando las hermanas Fox ya habían fallecido, una de las paredes de su casa de Hydesville se derrumbó, entre las ruinas se encontraron los restos de un cadáver que fue imposible identificar, ¿el buhonero?.

Etiquetas de Technorati: Espiritismo,Hydesville,Fox,Buhonero,Fantasma,Golpes,Allan Kardec