viernes, 13 de agosto de 2010

EL MARQUÉS DE PUYSEGUR

 

El marqués de Puysegur era uno de los alumnos aventajados de Mesmer, desarrolló una teoría partiendo de la idea de dar mayor importancia a la voluntad del terapeuta sobre el enfermo en lugar de a las convulsiones y agitaciones del mismo, como hacía su maestro.

 Marques%20de%20Puysegur%201 Sus trabajos se centraron en un estado peculiar del sueño al que él llamó “sonambulismo”, sus trabajos unidos a los de Jean Philipe Deleuze (1753-1835) que consideraba que el empleo del magnetismo produce un vínculo entre magnetizador y magnetizado, " el magnetismo produce a veces un tierno apego, íntegramente extraño a los sentimientos que habría que combatir...", motivaron que la academia de medicina nombrara una nueva comisión que dio un informe positivo al empirismo terapéutico del magnetismo en 1931, aunque sin demasiado convencimiento lo que propició una segunda comisión cuyo informe fue desfavorable probablemente debido a las poco ortodoxas técnicas empleadas por los partidarios del sonambulismo magnético, como un tratamiento colectivo que tenía lugar en una plaza rodeada de chozas y árboles; las personas se ubicaban alrededor de un árbol que tenía colgadas cuerdas de las ramas principales, estas cuerdas se ataban en los extremos de las zonas enfermas del cuerpo, los pacientes se unían unos con otros con cadenas en sus pulgares, luego pasaba Puységur y tocándolos con una varilla de hierro producía una "crisis" en donde el paciente caía en una especie de sueño magnético. En este estado de sonambulismo magnético se diagnosticaban las enfermedades y muchos de los enfermos predecían el curso y término del tratamiento; la comisión sin embargo había podido observar una serie de experiencias repetibles, como sueño provocado, insensibilidad, visión con los ojos cerrados, telepatía y precognición.

hipnosis02

Quizás en esta escuela de “magnetoterapeutas” encontramos los orígenes  de la medicina psicosomática, puesto que fueron los primeros en comprender la importancia del sistema nervioso en las enfermedades orgánicas.

En 1920, un viejo magnetizador, un médico portugués que aprendió las técnicas en París, el abate Faria, encontrándose en Calcuta, consiguió sumergir a un paciente en el entonces llamado “sueño lúcido”, sin practicar pases magnéticos, esto dio lugar a una teoría “psicologista” que hablaba de la concentración del alma sobre sí misma, logrando desprenderse de los sentidos, devolviéndole una intuición de las realidades profundas.

Este hecho fue la antesala para el reconocimiento de la hipnosis, aunque muy probablemente los antiguos egipcios ya utilizaran esta técnica 2000 años antes de Cristo.

Etiquetas de Technorati: magnetismo,puysegur,abate faria,hipnosis