sábado, 3 de diciembre de 2011

FULCANELLI Y LA ALQUIMIA 3

Quizás sea Fulcanelli uno de los personajes más misteriosos que ha dado la historia, tanto como la “ciencia” que profesaba. ¿Quién fue Fulcanelli? ¿Qué sucedió con él? Lo cierto es que el autor de las dos obras de Alquimia más importantes y conocidas, “El Misterio de las Catedrales” y “Las Moradas Filosofales” lo mismo que apareció, desapareció sin dejar rastro, y ello a pesar de que medio mundo seguía su pista.

champagne.fulcanelli.mystere.ipg

Una de las teorías más aceptadas es que su discípulo Eugène Canseliet era el mismísimo Fulcanelli, pues fue él quien publicó las obras de “su maestro”. Se cree  también que el misterioso alquimista era el Conde de Saint Germain, el inmortal personaje que se muestra una vez por siglo; pero no podemos afirmar de manera contundente ni siquiera la existencia de éste.

Lo cierto es que tras el encuentro con Bergier, en el que afirmaba los riesgos de una reacción atómica en cadena nadie le creyó, pero cuando sucedió una reacción así, las autoridades, principalmente de Estados Unidos, comenzaron a buscarle impacientemente para que explicara cómo sabía algo que aún no se había descubierto.

Muchos misterios quedan por resolver y con seguridad jamás los descubriremos. No al menos los que envuelven a Fulcanelli. Por lo pronto, sólo podemos leer sus libros e intentar comprender un poco más de qué va la Alquimia, aunque su lenguaje tampoco es sencillo…

alegoria-de-la-alquimia

Alegoría de la Alquimia: esta imagen la podemos encontrar en la Catedral de Notre Dame en Francia y fue Fulcanelli quien nos descubrió lo que realmente significaba.

· La cabeza de la figura se acerca a las nubes, símbolo del ascenso del conocimiento.

· Sentada en un trono y en su mano izquierda un cetro, que representan el poder.

· En su mano derecha dos libros, un abierto, que representa la ciencia, y otro cerrado, que representa las ciencias ocultas.

· La escalera como símbolo de la paciencia, la esencia y el principio básico de cualquier alquimista cuyo objetivo sea alcanzar la Gran Obra.

ALQUIMISTA TAO

Parece evidente que quien se escondía en el pseudónimo Fulcanelli había elegido ese nombre por alguna razón muy específica. Esto, ya sea si el nombre lo acuñó el propio Fulcanelli, o tal vez una determinada sociedad se lo otorgara.

Pero analicemos la palabra Fulcanelli, esta deriva de "Fulciu, fulcis, fultum", que significaría en el latín algo  así como "apoyo". Y a esta palabra se sumaría "anellus, anelli"; o sea, anillo, círculo.

Así obtenemos Fulc (iu) anelli, que significa "anillos que se sostienen" o " que se apoyan entre sí".

Anillos que se sostienen da la idea de una cadena (Hector Morel) la propia esencia de la tradición alquímica, una cadena (discípulo-maestro) que naciendo desde la más remota antigüedad se prolonga hasta nuestros días.

Ello llevaría como conclusión que Fulcanelli no sería el nombre de una persona física, sino un grado dentro del complejo mundo de la alquimia y que no lo poseería sólo un individuo, sino todos aquellos que hubieran llegado al supuesto grado.

Sin embargo, esta hipótesis contradice la especial relación - trasmisión de conocimientos de los propios alquimistas, que con su postulado “el que sabe calla”, parece descartar toda suerte de organización estable con clases determinadas y protocolos.

Pero analicemos las fugaces apariciones de Fulcanelli:

En 1937, Jacques Bergier, se entrevistó con Fulcanelli.

En 1953, Louis Pawels, autor de la obra “El Retorno de los Brujos”, tuvo la certeza de haber encontrado a Fulcanelli en un café de París.

Eugene Canseliet, trabajó con Fulcanelli en los años veinte, posteriormente volvieron a encontrarse en Sevilla en 1954, Fulcanelli debía tener entre 100 y 110 años, sin embargo, según Canseliet no aparentaba más de 50 años.

Sea quien fuere, no sería aventurado decir que Fulcanelli logró finalizar la Gran Obra, es decir, llegó a descubrir la piedra filosofal, y es muy probable que este descubrimiento tuviera mucho que ver con su desaparición.

Para Fulcanelli el verdadero sentido de la Gran Obra es un largo proceso de despertar místico en el que se persigue la transmutación del propio alquimista. La alquimia es para él una ascesis, una técnica de iluminación, una labor de transmutación mental, es decir, interior.

viernes, 21 de octubre de 2011

FULCANELLI Y LA ALQUIMIA 2

La Alquimia

 

La Tabla Esmeralda dice:

"Y como quiera que todas las cosas lo fueran por la contemplación de una sola, así también todas las cosas surgieron de esta única cosa por un simple acto de adaptación.”

tabla

Aunque se ha asimilado tradicionalmente la idea de la Alquimia como antesala de la Química, esto está muy lejos de la realidad, los conceptos de los alquimistas eran muy distintos a los de la química. Para ellos, la naturaleza no se componía de materias orgánicas e inorgánicas (las primeras vivas, susceptibles a crecer y desarrollarse, y las segundas muertas e inertes) sino que todo, el origen de todo, provenía de una única sustancia original y todas las cosas, incluidos los seres humanos, tendían a buscar y alcanzar la perfección.

Bajo este punto de vista, los metales eran considerados como diferentes estados de un mismo intento por alcanzar la perfección. Esta perfección eran los metales nobles: el oro y la plata; los demás metales no eran más que estadios intermedios. Las creencias alquimistas sostenían que la Naturaleza, en su constante trabajar, iba transformando lentamente los metales viles en oro, donde se cerraba el proceso, y a partir de cuyo punto se reinvertía el camino, convirtiéndose los metales nobles de nuevo en metales viles.

tabla alquímica medieval

Uno de los símbolos básicos de la alquimia es el Ouroboros, (la serpiente que se muerde la cola) como significación de la eterna continuidad del proceso

Este proceso constante de ennoblecimiento y de envilecimiento hacía pensar a los antiguos alquimistas en la posibilidad de una aceleración del mismo, es decir, producir una transmutación hasta llegar al elemento noble. La Alquimia, por tanto, no iba contra la Naturaleza: lo único que hacía era intentar ayudarla, acelerar el proceso, suprimir las etapas intermedias y cambiar directamente los metales viles en oro y plata. Para ello se requería un “agente”, es decir, una sustancia muy particular y específica que consiguiera producir esa aceleración del proceso, pasando de manera brusca de un extremo a otro, transmutando el metal.

Este agente era, naturalmente, la Piedra filosofal.

Este objeto o sustancia es la culminación de una larga y laboriosa operación a la que se denomina la Gran Obra, tiene una simbología muy amplia y constituye uno de los temas fundamentales de toda la literatura alquímica. Los nombres con que se la designa son tan variados, que en una obra aparecida en Londres a mediados del siglo XVII, y que lleva por título “Los nombres de la Piedra de los Filósofos”, se incluyen casi doscientos, entre los que figuran “leche de la virgen”, “sombra del sol”, “agua seca”, “saliva de la luna” etc.. Por su parte, Pemety, en su Diccionario aparecido en París en 1787, hace figurar casi seiscientos nombres de la Piedra.

Fulcanelli, dice que según la lengua sagrada, la Piedra filosofal significa “piedra que lleva el signo del sol”, y que este signo solar viene caracterizado por su coloración roja - que puede variar de intensidad -, tiene propiedades muy variadas, su exacta naturaleza jamás se menciona. No obstante, su primera virtud es la capacidad que posee para trasmutar los metales en oro; si bien, a tal poder hay que darle una significación real y otra, no menos importante, figurada. Ramón Llull le otorga una serie de propiedades benéficas, y Mircea Eliade al referirse a ella, dice que era el compendio de todas las viejas creencias mágicas.

ouroborus

Pero en la búsqueda de la perfección de la filosofía alquímica, la Magnus Opus no es sólo el proceso “artesanal” de la búsqueda de la piedra filosofal capaz de la transmutación de los metales, sobre todo, es la transmutación del propio alquimista. La consecución de la piedra filosofal es, por tanto,  el resultado y culminación de un proceso iniciático vivido en el propio espacio psicológico del alquimista; la conquista interior del propio iniciado.

Uno de los elementos más llamativos del arte alquímico es el llamado elixir de la larga vida, la siempre ansiada búsqueda de la inmortalidad. Parece ser que en el proceso de elaboración de la piedra filosofal se produce un subproducto liquido que tiene la cualidad de ser un disolvente, con la capacidad de, ingerido en las condiciones y dosis adecuadas, disolver el agua pesada (H2O2) de las células del organismos  y convirtiendo dicha agua pesada en agua (H2O) regenerando las células y devolviéndoles el vigor de la juventud.

Como conclusión a este breve resumen podemos decir que la Alquimia no ha muerto. Aunque ahora ya no se hable públicamente de ella, sigue existiendo, los verdaderos alquimistas guardaron siempre en secreto su condición... y tal vez la sigan guardando aún. ¿Qué sabemos realmente de ellos? Estamos seguros de que ocultos en algún sótano, en la intimidad de su hogar, los alquimistas modernos siguen aún trabajando en pos de sus “quimeras...”

positronium

¿Qué buscan estos nuevos alquimistas? Quizás no el oro, tal vez algunos meta-elementos que hoy se empiezan a obtener a cambio de grandes esfuerzos energéticos logrando tan sólo algunos corpúsculos inestables, de ínfima vida, como el positronium o los átomos muónicos. En 1.937 ya se decía que Fulcanelli había obtenido meta-elementos desconocidos para la física.

Pero no olvidemos que para el alquimista, el poder sobre la materia y la energía no es más que una realidad anexa. El verdadero fin de la Gran Obra de la Alquimia es la transformación del propio alquimista, su ascenso a un estado de conciencia superior.

En mi Tetragrama hallarás tres palabras, que han de ser el lema de tu conducta:  CREER, OSAR Y CALLAR. Si crees, SABRÁS; si eres osado REALIZARÁS; si callas, CONSERVARÁS TU PODER. (Irohe el Mago: “Las Clavículas de Salomón”)

 

CONTINUARÁ …

jueves, 13 de octubre de 2011

FULCANELLI Y LA ALQUIMIA

El presente artículo quiero dedicarlo

a mi muy, muy querida amiga Leonor,

para que continúe la senda

de la búsqueda del conocimiento.

 

Corría el año 1.925, Europa aún intentaba asimilar los más de nueve millones de muertos originados por el enfrentamiento de la Triple Entente y las Potencias Centrales de la Triple Alianza. La Gran Guerra que había servido de laboratorio experimental para los avances tecnológicos- armamentísticos de una industria que no se marcaba límites y que empezaba a coquetear con el átomo y sus posibilidades como arma de destrucción masiva.

Primera guerra mundial.-30

Leó Szilárd, un físico judío-húngaro nacido en Budapest, parecía poseído de un especial poder, siendo muy joven predijo la Primera Guerra Mundial, solía desconcertar a la gente con declaraciones incongruentes y extrañas, pero su pensamiento era rápido y sumamente perspicaz, llevaba su excentricidad al extremo de vivir siempre en hoteles y con la maleta preparada. Asiduo lector de H. G. Wells estaba impresionado por su obra The World Set Free y sobre todo, en lo que por aquel entonces era ciencia ficción, la construcción de bombas atómicas. Un día recibió la extraña visita de dos personajes -uno de los cuales respondía al nombre de Fulcanelli- y que se presentaron como alquimistas, le advirtieron de la peligrosidad de la fisión nuclear describiendo ligeramente y de manera muy gráfica en qué se fundamentaba un reactor nuclear y la peligrosidad de los subproductos de las reacciones. Los extraños visitantes le indicaron que estaban advirtiendo a todos los científicos  y que ellos podían hacer una bomba atómica en una cocina.

Esta última afirmación fue la que, tal vez, hizo que Szilárd no prestara demasiada atención a sus extraños visitantes. En 1933 Szilárd huyó a Londres para evitar la persecución nazi y fue en esta ciudad donde concibió, tras el descubrimiento del neutrón, la idea de que era posible liberar grandes cantidades de energía mediante reacciones de neutrones en cadena, en el año 34 describía no sólo estas reacciones sino también el concepto de “masa crítica”, solicitando la patente, que le fue concedida, de “bomba atómica”.

nuclear-explosion

Estos descubrimientos trajeron a la memoria de Szilárd y de otros físicos la extraña visita de aquellos auto denominados alquimistas, comunicando la historia a los servicios de inteligencia aliados. Inmediatamente comenzó la búsqueda de estos personajes. Fulcanelli había desaparecido misteriosamente y el otro sujeto, del que no sabemos el nombre, parece ser que fue fusilado en el norte de Africa por colaboracionismo con los nazis.

Someramente, Jacques Bergier recoge parte de esta historia en su libro “El Retorno de los Brujos” y hay que tener en cuenta que este autor formó parte de los servicios de inteligencia de los aliados, y como guinda fue ayudante del físico nuclear francés Louis de Broglie.

Debemos pues presuponer la veracidad de estos hechos y de la también contrastada existencia, por sus obras, del enigmático alquimista. Este artículo, está pues destinado a seguir la pista de Fulcanelli, tan cercano a la realidad como a la leyenda, y como no del misterioso arte de la Alquimia.

LA ALQUIMIA

El que sabe hacer la obra con sólo el mercurio ha encontrado lo que hay de más perfecto; es decir, ha recibido la luz y realizado el magisterio”

alquimia-1

La Alquimia, nombre que proviene del árabe “al-Kimiya” es una muy antigua práctica protocientífica acompañada de una disciplina filosófica y que fue practicada en Mesopotamia, Persia, el Antiguo Egipto, India, Chipre, Grecia, Roma y los países  islámicos, perviviendo en Europa hasta el siglo XIX.

Considerar a la Alquimia como algo poco serio está más cercano a la fantasía que a la realidad. Sería un craso error menospreciar a una serie de personajes de gran relevancia como Isaac Newton, Roger Bacon, Ramón Llull o Santo Tomás de Aquino, como muchos otros que han sido considerados eminentes alquimistas. La Alquimia no se caracteriza por ser una disciplina abierta, sino que muy al contrario, se rodea de hermetismo dentro de la corriente filosófica en la que se sustenta.

Desentrañar el misterio de la Alquimia es seguir pistas perdidas en la historia, como si progresáramos siguiendo un hilo de Ariadna que nos llevara a la luz del conocimiento secreto; el trabajo de los Alquimistas se sintetiza en El Magnus Opus (La Gran Obra) a través del cual se busca la Piedra Filosofal.

Piedra bien conocida por todos por su fantástica cualidad de transformar el plomo en oro, cualidad ésta que es la que más ha transcendido del trabajo alquímico y que mayor desprestigio ha llevado a esta disciplina, por el convencimiento universalmente extendido, de estar navegando en las procelosas aguas de la fantasía y en lo racionalmente imposible. Sin embargo, es la propia física la que nos lleva a la realidad situando a la fantasía y a lo imposible dentro de lo plausible y realizable.

atanor acelerador 2

En el siglo XX fue posible demostrar empíricamente la realidad de la transmutación de la materia, consiguiendo mediante reacciones nucleares transformar átomos de plomo en átomos de oro, aunque estos últimos al ser isótopos muy inestables tan sólo permanecían estables cinco segundos pasados los cuales se desintegraban. Más recientemente los trabajos sobre transmutación de elementos pesados mediante electrólisis y cavitación sónica han abierto una verdadera polémica sobre la fusión fría.

Para ilustrar la posibilidad de la transmutación alquímica permítanme que les cuente una breve historia:

Durante las obras de restauración del Monasterio de Sant Cugat del Vallés, realizadas en 1.972, se encontró de manera fortuita una urna escondida en un muro, y en su interior una “reproducción”  de un melocotón realizada en mármol, la obra es más perfecta de lo que se pudiera imaginar. Sometida a análisis y visualizado a través del escáner se descubrieron cosas sorprendentes: aquel melocotón de mármol tenía tres capas diferenciadas de manera perfecta con: pulpa, hueso y piel. Los análisis  han demostrado que ¡el mármol contiene vitaminas y minerales en las mismas proporciones que se encuentran en la fruta!”

Este melocotón alquímico cristalizado en piedra se encuentra en el Museo Arqueológico de Barcelona en el interior de una cámara acorazada.

melocoton

CONTINUARÁ

domingo, 25 de septiembre de 2011

EL MISTERIO DE LA SANGRE 2

VIDEO DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE SAN PANTALEÓN

 

Nos encaminamos a la provincia de Burgos y a la comarca de Merindades, en el valle del rio Jerea, afluente del Ebro, y en su margen izquierda en el lugar conocido como El Cañón, en un emplazamiento que podemos calificar como espectacular, en lo alto de un peñasco en un pronunciado declive, dominando la vega se encuentra el objeto de nuestro destino; una iglesia románica de pequeñas dimensiones que responde al nombre de San Pantaleón de Losa.

1 33-San_Pantaleon_de_Losa_(14)[1]

El declive en que está situada obliga a que el interior de la ermita se articule en dos planos.

el atlante La portada es cuanto menos sorprendente, en el lado izquierdo una enorme figura con aspecto de la antigua Babilonia nos recibe ajena a lo enigmática que para nosotros resulta, infinidad de estudios han intentado dar respuesta a este enigma, unos dicen que es Hércules, otros que se trata de un Atlante y por último están los que en el enigmático personaje ven a Noé. Nosotros nos decantamos, con todas las reservas, por esta última hipótesis por diversas razones que iremos exponiendo.Lugar sagrado 13056 San Pantaleón de Losa (Burgos) 13-10-06

Para complicar más la ya de por si extraña portada, en el lado derecho nos presenta una especie de rayo haciendo zig-zag, es decir, en San Pantaleón de Losa se han sustituido las normales columnas de una portada por un rayo y un gigante.

En las arquivoltas aparecen recuadros tallados con pies y cabezas humanas y una barcaza numerosamente tripulada, lo que sin duda hace una clara alusión al diluvio (¿Otra vez Noé?).

La ermita se consagró en 1.207 y ¡Oh sorpresa!, conservó una reliquia de San Pantaleón, ni más ni menos que su sangre que se licuaba el día de celebración de su festividad. Este “milagro” atraía a este extraño lugar a numerosísimos peregrinos y curiosos, parece ser que la reliquia terminó en el Convento de la Encarnación, contradiciendo la afirmación de que fue traída desde Italia.

Pero no tenemos suficiente con el milagro de San Pantaleón, con Noé, y los Atlantes, que -¿y por qué no? vamos a complicar las cosas un poco más- en el siglo XII un peregrino inglés al pasar por Losa y enterarse del milagro de la licuación de la sangre lo relacionó con el Ciclo Artúrico, especulando que la sangre sería la contenida en el Santo Grial.

Y cómo no, le prestamos también atención a esta posibilidad.

1231154530_extras_ladillos_2_0

Ahondando en la toponimia del lugar nos encontramos a pocos kilómetros una sierra que responde al curioso nombre de Sierra Salvada y muy cerca existe un pueblo de nombre Criales y que obviamente tenemos que observar el paralelismo con “Griales”, quizás por aquello de que las casualidades no existen muy cerca está el pueblo de Siones con su iglesia de Santa María, y esta iglesia fue construida por los templarios en el siglo XII, y en ella en la zona del presbiterio, además de otras representaciones alegóricas, encontramos el Grial, la santa copa en manos de un caballero en uno de los capiteles interiores.

Y puestos a repasar en esta “mitología griálica” no podemos menos, sin plantearnos la polémica de si el grial es o no es una copa, que recapitular: tenemos sangre milagrosa, el monte Salvado (¿Mont Salvat?), Siones con su iglesia Santa María de Sión, y el caballero con su copa. Y con todo ello, el monumental Noé y el “arca” donde se salvan los elegidos.

Foto3_normal

Y sobre todo, tenemos ,y como mejor lo apreciamos es desde la distancia, un colosal atolón terrestre de roca cretácea semejante a un barco, que sobre su cubierta sostiene la extraña silueta de una diminuta y bellísima ermita románica. El hecho de que la ermita se encuentre enclavada dentro del recinto de un castro de la Edad del Hierro (cultura de origen céltico) otorga a este lugar un cierto halo mágico.

Nos marchamos de allí cargados de indicios y con una sola seguridad, la de estar en un “lugar de poder”

martes, 2 de agosto de 2011

EL MISTERIO DE LA SANGRE

Una característica de los fenómenos parapsicológicos es su imposibilidad de repetirlos a voluntad para su estudio empírico, dar la posibilidad a los científicos de un fenómeno que se repita de manera cíclica a fecha fija sería una oportunidad única para poder vivir, cara a cara, lo imposible, y esa posibilidad existe.

Más de cinco mil personas acuden los días 26 y 27 de julio a la madrileña Iglesia de la Encarnación para venerar y asombrarse con el prodigio de la licuefacción de la sangre de San Pantaleón. Y como cada año los fieles tiemblan de emoción asaltados por una duda, ¿se producirá uno de los pocos fenómenos paranormales que se repite cada año?

image

Cerca de las cuatro de la tarde, en la Iglesia de la Encarnación de Madrid y sobre el altar mayor se dispone una vitrina en cuyo interior se encuentra uno de los objetos más sagrados del Real Convento de la Encarnación: el relicario que supuestamente alberga la sangre de San Pantaleón, las monjas agustinas recoletas son las encargadas de anunciar que el prodigio ha comenzado. El contenido de la pequeña ampolla sufre una metamorfosis extraña, la seca sangre de color oscuro empieza a cambiar muy despacio convirtiéndose en un líquido brillante, durante todo el año la reliquia conserva su estado normal, para en el aniversario de la muerte de San Pantaleón licuarse y permanecer en ese estado durante 48 horas.

La incógnita está servida.

¿Quién era San Pantaleón?

Lo que se sabe de San Pantaleón procede de un antiguo manuscrito del siglo VI que está en el Museo Británico.  san_pantaleon.jpg 2Pantaleón era hijo de un pagano llamado Eubula aunque su madre era cristiana, era médico. Conocemos el nombre de su maestro Euphrosino, que fue el médico más notable del imperio.  Fue médico del emperador Galerio Maximiano en Nicomedia.

Aunque conocía el cristianismo desde su más tierna infancia por la influencia de su madre se dejó llevar por el mundo pagano en el que vivía, un cristiano de nombre Hermolaos le exhortó a que conociera "la curación proveniente de lo más Alto", le llevó al seno de la Iglesia y a partir de su conversión entregó su ciencia al servicio de Cristo, sirviendo a sus pacientes en nombre del Señor. 

En el año 303 empezó la persecución de Diocleciano en Nikomedia, algunos médicos lo delataron a las autoridades y fue arrestado junto con Hermolaos y otros dos cristianos. El emperador, que quería salvarlo dada su calidad como médico, le dijo que apostatara, pero Pantaleón se negó y se dice que inmediatamente curó milagrosamente a un paralítico para demostrar la verdad de la fe. Los cuatro fueron condenados a ser decapitados. San Pantaleón murió mártir a la edad de 29 años el 27 de julio del 304.

Se conservan algunas reliquias de su sangre, en Madrid, Constantinopla y Ravello.

El Milagro de la Sangre.

En el Madrid de los Austrias, junto a la Plaza de Oriente, en el altar mayor del Real Monasterio de la Encarnación una ampolla relicario contiene una porción de sangre que dicen fue tomada de otra más grande que se guarda en la Catedral italiana de Ravello, aunque como veremos más adelante existen otras hipótesis al respecto. Fue donada al monasterio junto con un trozo de hueso del santo por el virrey de Nápoles. Esta reliquia está custodiada por las religiosas Agustinas Recoletas dedicadas a la oración. Hay constancia de que la reliquia ya estaba en la Encarnación desde su fundación en el año 1616.

image

La sangre, en estado sólido durante todo el año, se vuelve líquida sin intervención humana, siempre en la víspera del aniversario de su martirio, o sea, cada 26 de julio. El monasterio abre las puertas al público para que todos sean testigos. En algunas ocasiones, la sangre ha tardado en solidificarse para señalar alguna crisis, como ocurrió durante las dos guerras mundiales, lo que podía conferirle un “poder” de oráculo ante grandes vicisitudes.

Si bien la iglesia no se ha definido sobre el milagro, tampoco ha permitido una investigación científica rigurosa y mientras las hermanas recoletas dicen sencillamente que es "un regalo de Dios". Eso sí la fe y los milagros no están reñidos con la tecnología y para facilitar la visión del milagro y evitar el deterioro de la reliquia, en 1995 las monjitas instalaron monitores de televisión que aumentan diez veces la imagen de la cápsula que contiene la sangre del santo.

Antecedentes históricos

El 28 de enero de 1724, Miguel Herrero Esquera, Arzobispo de Santiago de Compostela, capellán mayor y juez ordinario inquisidor, dio orden de que se abriera un juicio a la sangre de san Pantaleón.
Desde 1724 a 1730 declararon trece testigos: la priora del convento de la Encarnación, sor Agustina de Santa Teresa; el obispo de Cuenca, Juan de Alancastre; el calificador de la Santa Inquisición, Agustín de Castejón y los doctores de la Corte Real, Fernando Montesinos y Juan Tornay.
Todos ellos cualificados, reputados e ilustres personajes de la época, acudieron cada 27 de julio durante siete años consecutivos para dar fe del “milagro”.
Y así lo hicieron constar en un manuscrito que se guarda en el Real Convento de la Encarnación. El documento titulado “Información sobre la licuación de la sangre del glorioso mártir San Pantaleón”, y datado el 30 de agosto de 1729 confirmando ante el notario Vicente Castro-Verde y el juez comisionado Álvaro de Mendoza la realidad del fenómeno: “Su señoría señor juez declara y confiesa haberla visto líquida y fluida dicho día de san Pantaleón, veintisiete de julio, y después de su festividad condensada y dura, todo repetidas veces en el tiempo de diez años. Y conformándose con el parecer de los expresados teólogos, canonistas y médicos lo tienen y veneran por prodigio y maravilla, alabando a Dios Nuestro Señor por las obras de sus santos”.

Hipótesis para un misterio

Existen muchas hipótesis al respecto donde los científicos explican estos prodigios, tan variados como discutibles, algunos afirman que la sangre contenida en el relicario es manipulada antes de ser introducida en el frasco para lograr su licuación periódica.

image El Padre Thurston, sostuvo una teoría fototrópica, según la cual la luz puede influir directamente en el fenómeno de la licuación, aunque es importante señalar que pese a su exposición a la luz, dicha licuación no se produce siempre. Ello nos llevaría a la conclusión de que siempre que se exponga la reliquia a la luz se produciría el fenómeno, cosa que no sucede.

También se habla que ciertas grasas podrían derretirse al calor de las manos del sacerdote que manipula el relicario, y el magnetismo de la gente congregada pueden determinar ciertas reacciones de índole química.

Algunos investigadores de parapsicología apuntan la teoría de la producción de energía psíquica por parte de la multitud que asisten al acto y el ferviente deseo que todos comparten de que suceda el milagro, lo que desencadenarían una serie de efectos psicoquinéticos que serían los causantes del milagro.

Desgraciadamente todo queda en conjeturas cuando la primera pregunta que debemos formularnos es tan sencilla como: ¿realmente estamos hablando de sangre?, pues no lo sabemos, algo tan sencillo como un análisis espectroscópico podría ponernos en camino de esclarecer que sucede con esta supuesta sangre y si fuera necesario un análisis clínico. Pero eso sólo está en manos de los que no se definen por si acaso y que no permiten por si acaso también.

Rizando el Rizo

El caso es que tenemos un aparente milagro recurrente a plazo fijo de una sangre de un santo de los principios del cristianismo y que dicen que llegó al Convento de la Encarnación procedente de Italia sobre el año 1.616. Pero puestos a dudar, ¿y si la reliquia no llegó de Italia? ¿y si existe otro misterio que hemos ignorado?.

Puestos a hacernos preguntas decidimos buscar respuestas, calzarnos las botas de buscar, ponernos la mochila de la curiosidad y emprender de nuevo la ruta de esa España mágica y misteriosa donde más que respuestas encontramos nuevas incógnitas, y las encontramos, ya lo creo que sí, pero eso será en la próxima entrega. 

jueves, 21 de julio de 2011

ABDUCCIÓN 3

P8130060

· CAROL (Interviene).- ¿Quién hace las fotos?

· J.- Están intentando abrir la caja, y se van a velar todas las placas… ¿Por qué son tan poco inteligentes? ... no conocen el material fotográfico…

· R.- Se va a velar.

· J.- Claro que se va a velar… en cuanto la abran … menos mal que el otro ha dicho que no la abran … parece que entiende un poco más.

· C. R.- ¿En qué lenguaje hablan?

· J.- Están hablando como yo … los entiendo perfectamente.

· R.- ¿Oye su voz?

· J.- No, la estoy sintiendo dentro de mi.

· R.- ¿Qué pretenden con usted?

· J.- Pretenden ponerme no sé qué en el brazo, ni para qué… Pero yo no me voy a dejar, claro … si me hacen igual que con la entrada … yo tampoco quería entrar … … yo no quiero que me pongan nada … … … seguro que eso no lo vais a conseguir … ponerme … además yo entiendo de medicina un poco, eso parece un catéter … pero nunca había visto el sitio donde está conectado … además no me lo voy a dejar poner en la vena, eso seguro … porque esta tarde tengo que volver a Barcelona, tengo que adelantar un trabajo y no quiero quedarme aquí, y quiero salir de la cueva. Tengo que volver al coche … … yo no quería que me lo pusieran.

· R.- ¿Le inyectan o le extraen?

· J.- Parece que están sacando … una cosa …

· R.- ¿Tejido o líquido?

· J.- Es líquido y están llenando … eso que tienen ahí delante … no sé que es … … … no me gustan. No se parecen en nada a los que veo … son casi tan altos como yo, un poco menos, pero su cara es horrible.

· CR.- ¿Cómo van vestidos?

· J.- Están arrugados … no se les ve ropa …

· CR.- ¿Llevan algo en la cabeza?

· J.- Parece que el que me la ha puesto tiene pelo, pero los otros no …

· CR.- ¿Qué color?

· J.- Son grises … un gris muy sucio …

· CR.- ¿Qué edad parece representan?

· J.- Unos treinta años

· R.- Preste mucha atención a mi voz, siga profundamente descansando. Cuando despierte, cuando salga de este estado, recordará perfectamente el rostro de uno de ellos y lo dibujará. Ahora siga, siga profundamente descansando y siga reviviendo lo que ocurre.

· J.- Dan mucho asco, son como viscosos … además no quiero que me toquen … me están dejando como una cosa viscosa, un … …

· CR.- ¿Qué hacen?

· J.- Me están tocando los brazos … … y quiero que me saquen ya esto …

· CR.- ¿Le tocan la cabeza?

· J.- No, la cabeza no, los brazos … ¿pero por qué no puedo mover las piernas? … no me puedo incorporar a verlas … tienen un tacto asqueroso … y ahora encima me están enganchando algo en el brazo … ¿por qué no me dejarán ya tranquilo volver al coche? … no voy a poder ni moverlo luego … yo no quiero que me metan nada en el brazo, tengo que dibujar … ¡No quiero! ¿Quién va a conducir hasta abajo? Tú no sabes … no vas a poderte…

· CR.- ¿De dónde son? ¿de dónde son?

EXTRATERRESTRES

· J.- ¿Por qué no me lo quieren decir? … … ellos saben de dónde vengo yo … No existe ese planeta … yo no conozco ningún planeta que se llame Casiopea de esos que decís … … Aún no entiendo que hago yo aquí dentro … ni que queréis … ¿por qué estoy aquí, a ver? … no lo entiendo … cada vez me estáis confundiendo más y lo que me habéis metido en el brazo no me gusta nada. Si me quedan marcas lo van a ver … y nadie se lo va a creer … ¿Y por qué os interesa que nadie se crea lo que voy a contar? … además, yo no quiero contar nada a nadie … porque me van a tomar por loco, y yo no quiero … siempre he sido una persona muy seria y nunca me había pasado esto … … yo no creo que esté aquí dentro, no quiero creérmelo … lo tengo que estar soñando … … menos mal que cuando me despierte todo habrá pasado … yo no estoy aquí dentro y vosotros no existís … no me lo puedo creer.

· Carole.- ¿Sacan fotos con la caja, verdad? ¿Han sacado fotos?

· J.- ¡Me están haciendo fotos a mí! ¿y para qué las quieren?

· Carole.- ¿Con su caja?

· J.- Con mi caja y con mi cámara, además, no saben manejarla, la van a estropear y es muy cara … ¿por qué están intentando hacerme fotos? …

· Carole.- ¿Y que explicación dan? ¿por qué le inyectan en el brazo?

· J.- Quieren sacarme algo pero no sé que es … les interesa, quieren hacer algo, otro como yo. Están locos, ellos sí que están locos

· Carole.- ¿Hay otros seres humanos ahí en la cueva?

· J.- Dicen que quieren hacer otro, otro que sea igual que yo …

· Carole.- Ah… ¿Un clon? ¿han dicho qué?

· J.- Quieren cambiarme

· Carole.- ¿Mentalmente?

· J.- Quieren hacer otro igual que yo, y a mi borrarme. Pero no lo van a conseguir, seguro que no, porque yo tengo más fuerza de voluntad que ellos. Lo que pasa es que me están haciendo dormir …

· R.- Duerme ahora

· J.- No … no quiero …

· R.- Duerme, si, descansa …

· J.- No quiero quedarme dormido … … tengo que volver … yo quiero a algunas personas y si hacen otro como yo …

· Carole.- ¿se pueden confundir?

· J.- Es lo que quieren

· Carole.- ¿Es usted ahora Xavier?

· J.- Claro que soy yo. Estoy seguro que no lo van a conseguir, aunque me hayan sacado eso no lo conseguirán … yo me acuerdo de quien soy, y sé lo que tengo que hacer ahora …

· Carole.- ¿Qué va a hacer?

· J.- Cogeré mi coche y lo llevaré a limpiar.

· Carole.- ¿Por qué? ¿Está sucio?

· J.- Si creo que sí.

· Carole.- ¿Por qué?

· J.- No sé … se ha ensuciado cuando ha caído algo pegajoso encima del capó.

· Carole.- ¿Sí?

· J.- Si, era grasiento y asqueroso … encima se me han comido el bocadillo que yo traía …

· Carole.- ¿Dónde? ¿en qué sitio se lo han comido?

· J.- Detrás del coche … han entrado no sé por dónde, porque está todo cerrado menos el maletero … ¡Son tan repulsivos! Voy a tener que subir a lavar las fundas, éstas las he de lavar sin falta, y no quiero dormirme esta noche. Voy a pasarme toda la noche trabajando … … si me duermo seguro que vienen con el otro.

· Carole.- ¿Para qué quieren hacer este otro?

· J.- Quieren cambiarme

· Carole.- ¿La mentalidad de usted?

· J.- Y la persona

· Carole.- ¿A toda la persona y la mentalidad?

· J.- Con el mismo físico otra persona va a haber, y no quiero que lo consigan …

· Carole.- ¿Pero ese otro Xavier, puede ser positivo o…

· J.- No lo sé

· Carole.- …negativo?

· J.- Pero si viene el otro yo me moriré, no quiero.

· R.- ¿Quién le corta el cabello?

· J.- ¡Me lo están cortando ellos! … yo no puedo levantar la cabeza …

· R.- ¿Para qué?

· J.- Quieren copiarlo …

· R.- Bien, Xavier, ahora descansa, descansa …

· J.- ¿Pero por qué quieren copiarse mi pelo?

· Carole.- ¿Tiene algo que ver con los otros amigos suyos pequeñitos?

· J.- No; los otros no quieren, me lo están diciendo … no les gusta lo que está pasando.

· Carole.- ¿Por qué no intervienen?

· J.- ¡Es un secuestro! No pueden, no les dejan entrar

· R.- ¿Cómo sale usted de la cueva?

· J.- Me sacan

· R.- ¿Cómo?

· J.- Yo ya estoy sentado en el coche …

· R.- ¿Y hacia dónde va ahora?

· J.- Pero me falta el pelo … … mira, me faltan las llaves y no sé como entrar en el coche siquiera … sólo sé que detrás mío hay otro igual que yo, y no soy yo, y no es el espejo, ¿eh? Me he girado y lo he visto, está sentado en mi coche …

· Carole.- ¿Dónde están las migas?

· J.- Sí

· Carole.- ¿Hay un Xavier igual como usted?

· J.- Va vestido igual que yo y todo, y lleva el pelo largo, no como yo. No puede ser un reflejo mío, yo llevo el pelo corto ahora y no sé por qué, yo no he ido al barbero.

· Carole.- ¿Y este otro Xavier, va con usted en el coche?

· J.- Ahora estamos entrando en la autopista y se ha pasado delante.

· Carole.- ¿Está sentado al lado de usted?

· J.- Está aquí.

· R.- ¿Y qué dice?

· J.- No dice nada sólo se ríe.

· R.- ¿Usted no le pregunta nada?

· J.- No, porque parece mi hermano gemelo, va vestido igual que yo y todo.

· R.- ¿Qué hace con él, lo hace bajar?

· J.- ¡Pero está al revés! …

· R.- ¿Sí?

· J.- Está hecho al revés que yo. Es un reflejo.

· R.- Sí. Cómo si estuviera delante de un espejo con más…

· J.- ¡Sí, pero está vivo!

· R.- ¿Qué hace con él?

· J.- ¡Anda Dios! está conmigo, ¿no lo ve?

· R.- ¿Ahora?

· J.- Me está acompañando en el coche, estamos en el coche …

· R.- ¿Cuándo baja del coche?

· J.- Mira, lo voy a dejar ahora aquí en la calle Vallespir, me lo ha dicho él.

· R.- ¿Vallespir, esquina a…?

· J.- Esquina Condes de Bell-lloch.

· R.- Justo

· J.- Tiene que irse a su casa. Yo tengo que irme a trabajar … … además lo han visto bajarse … me acabo de encontrar con mi vecino …

· R.- Sí

· J.- Pero no me ha dicho nada, ni le ha dicho nada, ni el otro habla … no sé siquiera si sabe hablar, ni me creo lo que está pasando, no puede ser hombre, yo estoy soñando. Además, hoy es domingo y las tiendas están abiertas ¿sabe, por qué? ¿Pero por qué están abiertas las tiendas hoy? Hoy es domingo … son las seis de la tarde …

· R.- Bien. Ahora, Xavier, vuelve usted a estar aquí a mi lado.

FIN DE LA TRANSCRIPCIÓN

periodico

CONCLUSIÓN:

La verdad es que no sé si es posible una conclusión sobre unos acontecimientos que se escapan un poco en el tiempo, la web polaca “polish ufo center” habla de unas pruebas psicológicas realizadas a Javier por la doctora María Blanch Cardoner, de las que yo no tenía conocimiento, y que dan un coeficiente de inteligencia superior a la media, afirmó que Javier era una persona equilibrada y tranquila, sin desviaciones psicóticas pero con tendencia a la confabulación y la mentira.

Yo, bajo ningún concepto, afirmaría que todo esto es fruto de una confabulación y que el protagonista de la misma se inventó una historia en la que no tenía nada que ganar y mucho que perder. Sin embargo, hay diversos detalles de la propia regresión que se me antojan curiosos, incluso peregrinos:

en polaco

1) En una regresión hipnótica lo que se persigue es revivir o visualizar los hechos, en una situación tan traumática como la descrita, lo normal, es que el sujeto se hubiera dejado arrastrar por el pánico, cosa que no sucede, muy al contrario se muestra sereno y más pensando o recordando que visualizando un hecho, el relato parece proceder más de un ejercicio de memoria que de algo que está viendo en esos momentos. De hecho las numerosas pausas parecen más bien un ejercicio de introspección, y la forma recurrente con que acude a la palabra “además” no sugieren más que el reforzamiento de un recuerdo al que accede en ese momento.

2) En un estado hipnótico tan profundo como para permitir la regresión, el “transfer”(vinculo de dependencia que se crea entre el hipnotizador y el sujeto) se produce estando éste último en una realidad lejana a su entorno inmediato, sin embargo ,esta sesión parece de “café para todos”, la señora Rámis interviene preguntando al sujeto, y éste la oye y le contesta, lo que sugiere que su trance no es realmente profundo, si fuera así sólo obedecería a las órdenes del hipnotizador, y en ningún caso éste le ordena que escuche o responda a la Sra. Rámis.

prensa

3) La Sra. Carole Rámis actúa no sólo como elemento perturbador de la regresión sino también contaminador de la misma, ya que sus preguntas en muchas ocasiones intentan encaminar al sujeto a un terreno que por la razón que sea era de su interés (¿Pero ese otro Xavier, puede ser positivo o…) (¿Sacan fotos con la caja verdad? ¿Han sacado fotos?) en ese momento Javier no estaba hablando para nada de fotos, es la propia Carole quien lo saca a colación.

4) No debemos olvidar que la Sra. Rámis no tenía la complacencia de sus colegas Ufólogos, es más algunos la tacharon de farsante.

5) Javier ante la terrible situación que está viviendo parece más preocupado por nimiedades, como la suciedad de su coche que tenía que lavar, que por su propia supervivencia.

La más elemental de las prudencias aconseja no aventurarse sacando ningún tipo de conclusiones, lo que si voy a hacer es marcar una posibilidad de una explicación alternativa:

 

Realmente el sujeto en su estado hipnótico (no muy profundo) relató unos hechos que venían de su propia memoria, de una distorsión de la realidad que sólo pudo producirse por medio de alguna droga. No existe ninguna cueva (de la que se tenga constancia) en el entorno geográfico del lugar de los hechos, luego el sujeto estuvo en algún lugar que él identifica como cueva.

No debemos olvidar que  muy cerca de la Pedra Gentil se encuentra la ruinosa iglesia (ya reconstruida) de Santa Eulalia de Tapioles, enclave éste que en la época que sucedieron los hechos era utilizado por algunas sectas satánicas para sus rituales, no era infrecuente el ver, convenientemente oculto, procesiones de sectarios envueltos por negros hábitos con capucha pasear una carabela insertada en un palo al anochecer.

¿Pudo Javier tropezar con algunos adoradores del diablo y haber sido drogado? No es una posibilidad descabellada, personalmente he asistido oculto a una de esas extrañas procesiones que, créanme ustedes, hiela la sangre en las venas, y el comportamiento de estos sectarios ha sido en ocasiones violento, cerca del lugar a unos tres kilómetros existía (no sé si aún existe) un camping gratuito de la Diputación de Barcelona, una noche los campistas fueron atacados por estos adoradores del diablo, es decir, es impredecible la actitud de estas personas y su reacción ante la presencia del fotógrafo en sus lugares mágicos, pudiéndose producir un ataque y obligarle a ingerir el alucinógeno. Si esto fuera así se podría considerar la ingesta de LSD “Dietilamida del Acido Lisérgico” droga que actúa en cuatro fases: en la primera pasan por una llamémosle difuminación de la realidad, ensombrecimiento de los colores etc. es lo que se conoce como fase de subida ; en la segunda fase, llamada de meseta, aparecen visiones fantásticas y alucinaciones visuales; en la tercera fase o de pico máximo el tiempo parece que se detiene y se experimenta una especie de traslación a otro mundo. Esta experiencia puede ser algo mística o, por el contrario, producir temor y miedo, la fase de caída se produce seis horas después y es cuando paulatinamente desaparecen los efectos. No es inusual en los “aquelarres” el empleo de sustancias psicotrópicas que facilitan la visión del “más allá” y desinhiben a los practicantes para todo tipo de prácticas sexuales.

DOBLE

  Recordemos también que Javier señala que le inyectan algo o le extraen algo del cuerpo y que el LSD puede administrarse mediante una inyección intramuscular o intravenosa, además de por vía oral.

No estoy dudando ni de la experiencia del Sr. Clares ni de la profesionalidad del Sr. Ribera y el Profesor Rovatti,- de la Señora Ramis me reservo la opinión-, tampoco quiero que se entienda que soy de los que piensan que los extraterrestres no existen, todo lo contrario, creo que es absurdo pensar que somos la única forma de vida inteligente del universo, lo que sí creo firmemente es que a veces es necesario pensar que: “Existen otros mundos, pero están en éste”.

 

domingo, 10 de julio de 2011

ABDUCCIÓN 2

Para Javier aquello era incomprensible, ¿Cómo en un supuesto caso de amnesia había estado deambulando tantas horas por la montaña?, todo se le antojaba irreal, sin sentido, pero al revisar sus cámaras descubrió que había cinco fotografías realizadas y él no recordaba haber hecho ninguna. Excitado ante la posibilidad de arrojar un poco de luz a aquella intriga se encerró en su laboratorio. A medida que las fotografías adquirían nitidez el nerviosismo de Javier se convirtió en pánico, aquello que veían sus ojos fue calificado por él mismo como “imágenes demoniacas”.

mano_f

Tres de aquellas fotografías mostraban unas garras y las otras dos unas deformadas caras. Mientras el pánico dio paso a una crisis de histeria, la mente de Javier empezó a conjugar la hipótesis de que aquellos seres que mal se reflejaban en las fotos habían sido los artífices de su desaparición y habían utilizado sus cámaras.

A pesar de su escepticismo ante los fenómenos extraños, pensó que el destino le estaba jugando una mala pasada haciéndole protagonista de un hecho paranormal.

Decidido a desentrañar aquel misterio se puso en contacto con Carole Ramis quien gozaba de gran popularidad, (a pesar del varapalo recibido en el I Congreso Nacional de Ufología, celebrado en Barcelona durante los días 3 y 4 de diciembre de 1977, durante el cual sorprendió al auditorio con una aberrante disertación sobre una supuesta base submarina en las baleares, disertación que no fue considerada digna del alto nivel que se pretendía para el evento, lo que provocó el abandono de la sala por parte del sector de ufólogos más racionalistas.)

La investigadora austriaca entendió desde el primer momento que se encontraba ante un caso de abducción y contactó con el decano de la ufología, Antonio Ribera por su probada experiencia en el estudio e investigación de este tipo de casos. Ribera, tras analizar detenidamente los datos, entendió que el primer y fundamental paso era superar la supuesta amnesia de Javier a fin de esclarecer lo sucedido. Para ello se puso en contacto con el Profesor Rovatti experto en Parapsicología y uno de los pioneros de la regresión hipnótica.

dolmen  santa E 1

Javier resultó ser bastante sugestionable y rápidamente el profesor Rovatti lo transportó al momento en que aquella extraña niebla apareció, el relato de Javier fue recibido con cierto asombro por Carole Rámis,  el Profesor y el inefable Ribera.

En una agradable conversación ante una taza de té verde en el Hotel Mediterráneo de Castelldefels,  Rovatti me confesaba la sensación de estupefacción que sintió ante la descripción de Javier, parecía algo increíble, y sin embargo afirmaba, con la rotundidad que le caracterizaba, que el estado en que lo sumergió hacía imposible la fabulación y a pesar de ello  tenía la sensación de que faltaban piezas en el puzzle, algo no encajaba.

Pero mejor será transcribir íntegramente todo lo hablado en la regresión hipnótica, eludiendo los prolegómenos y la inducción:

camara de placa

· Rovatti.- Quiero que me diga ¿A dónde va usted?

· Javier.- A Vallgorguina.

· R.- Explíqueme alguna circunstancia del viaje.

· J.- Hay poco tráfico… voy entre 80 y 90 kilómetros por hora… llevo el depósito lleno, lo llené ayer… Hace buen tiempo.

(Las pausas <…> son largas)

· R.- Siga carretera adelante. Quiero que me explique su llegada a Vallgorguina.

· J.- He salido del pueblo por la carretera que va al dolmen… he visto que han puesto un indicador en una madera. Tomo esa carretera… creo que he pinchado una rueda…

· R.- ¿Detiene Vd el coche?

· J.- No, no es una rueda. Hay una neblina, pero no sé que es… hace buen tiempo y sol …  … me estoy durmiendo.

· R.- Duérmase. Recuerde que se duerme. Duerma, pero recuerde el sueño. ¿qué sueño? ¿Podrá recordarlo ahora?

· J.- Estoy durmiendo en el suelo… no he vuelto a entrar en el coche… me está cayendo como un líquido encima… es como pegajoso, muy asqueroso …  … pero yo quiero entrar en el coche.

· R.- ¿Y, no puede?

· J.- No, está la puerta cerrada y las llaves fuera, pero no puedo cogerlas; no sé donde las he dejado… no sé por qué se ha puesto a llover.

· R.-  ¿Llueve?

· J.- No, pero es pegajosa el agua que cae… no es agua…

· R.- ¿Es viscosa?

· J.- Pero yo quiero dormirme.

· R.- Duerma.

· J.- No, es que no puedo… no me deja el agua que cae. Seguro que no es agua… además se ha cubierto de nubes y todo…

· R.- Y ¿qué ocurre ahora? ¿Puede recordar?

· J.- Pues sí… suerte que el maletero está abierto… ahora estoy haciendo fotos con la caja (cámara fotográfica de placas).

· R.- ¿Qué fotografía? ¿Dígamelo?

· J.- Estoy fotografiando el cielo, la lluvia esa que cae… tengo miedo de que las placas se me estropeen, y además no quiero sacar la máquina (se refiere a su máquina nueva) se puede estropear… quiero irme dentro del coche y dar la vuelta…

· R.- ¿Lo hace?

· J.- No puedo, aunque el maletero está abierto no tengo las llaves… no puedo dar el contacto otra vez… además no me veo capaz de dar la vuelta…

· R.- ¿Qué hace usted?

· J.- Tengo que ir hasta arriba, con la caja claro, además no quiero llevar la máquina, no quiero que me la quiten … … es importante el carrete que llevo.

· R.- Siga, cuanto más hable más descansará.

· J.- Ya los estoy viendo.

· R.- ¿Cómo son?

· J.- No son los que yo veo. No se parecen en nada… además no me gusta su cara yo me quiero ir al coche otra vez … … no quiero seguir viéndolos… además no tengo porque ir con ellos.

· R.- ¿Y que ocurre? ¿Qué ocurre?

· J.- Quieren que vaya… quieren ver como soy…

· R.- Bien

· J.-¡ Pero yo no quiero ir!

· R.- ¿Y que hace usted?

· J.- No me gusta su cara… me hacen ir…¡ yo no quiero pero me hacen ir! …

· R.- ¿Cómo? ¿Cómo le obligan? Dígalo.

· J.- Parece que hay algo que me atrae… me van a hacer caer, porque estoy bajando por una pendiente que no quiero…

· R.- No tenga miedo.

· J.- Es que he tropezado.

· R.- Está usted protegido mientras esté a mi lado. Puede usted seguir.

· J.- Pero es que he tropezado en la pendiente

· R.- Bien.

· J.- Yo no quiero bajar tan abajo… no sé por qué me invitan a entrar… además a mi me dan miedo las cuevas… (jadea) y no se puede casi respirar… ¡es horrible! … y además ahora no puedo volver atrás… y encima se divierten.

· R.- ¿Por qué lo hacen?

· J.- No sé por qué me quieren hacer ir tan adentro… además a mi me da miedo la cueva… yo nunca había estado dentro de esta cueva… no sabía ni que existiera.

· R.- ¿Cómo está iluminada la cueva? Dígalo.

· J.- Se ve… parece que tiene una entrada de iluminación… pero está bastante oscuro… yo no quiero tumbarme a descansar… y me ahogo hay poco aire (jadea).

· R.- Tranquilo, tranquilo. Siga recordando.

· J.- Huele muy mal…

· R.- ¿Es un olor conocido?

· J.- No… y además está todo muy sucio… las paredes  pegan … no sé ni donde para el coche ya… ni las llaves… además se han quedado con la caja … … ¡no la podréis abrir!

CONTINUARÁ

viernes, 1 de julio de 2011

ABDUCCIÓN

Se llama abducción al supuesto acto en el cual uno o más seres de origen extraterrestre, toman a un ser vivo terrestre contra su voluntad y lo llevan a algún sitio determinado, generalmente a su propia nave espacial, lo que se ha dado en llamar “la cuarta fase”.

En este artículo desarrollaremos una supuesta abducción que tuve ocasión de analizar de manera indirecta hace ya algunos años, y que aún hoy continúa siendo un caso de los más pintorescos y significativos de la geografía del misterio.

EL LUGAR

La primera vez que visité el lugar de los hechos fue en 1981, cuatro años antes de que se desencadenaran los acontecimientos, es necesario reconocer que aquel lugar La Pedra Gentil tiene algo especial cuando uno busca una España mágica, insólita, cosa que quizás a muchos sorprenda, pero en realidad si miramos las cosas que nos rodean con la impenitente curiosidad del profano y el deseo de saber y aprender del niño, nos daremos cuenta de que lo insólito, lo incomprensible y lo mágico, nos está gritando desde cada rincón de un país tan antiguo y rico en culturas ancestrales como el nuestro. Debo confesar que en aquel primer contacto con aquel lugar me sucedió algo que en pocas ocasiones he relatado y que se puede calificar como extraño:

P8130060

“Era tempranoP5040086 cuando accedí al dolmen, recorrí el entorno y me recreé en los canalillos de su piedra superior efectuados con toda probabilidad para evacuar la sangre de los sacrificios, unos restos de cera  parecían decirme que aún hoy ,en las postrimerías del siglo XX continuaban celebrándose rituales en aquella piedra. Entre los árboles, a lo lejos, divisé la torre de la Iglesia de Santa Eulalia de Tapioles ( de la que aún no sabía nada y que tantos quebraderos  de cabeza me daría en un futuro inmediato), de pronto, como si surgiera de ninguna parte, una niebla espesa empezó a envolverlo todo, por lo que decidí dar por terminada la excursión antes de que tuviera dificultades en el angosto e irregular camino que debía recorrer. Descendí lo más rápido que pude hasta mi flamante 127 rojo, y lo que sucedió después difícilmente puedo explicarlo, bajaba despacio, dado lo escabroso de la pista, cuando de repente, el coche se aceleró sin que pudiera hacer nada por evitarlo, la velocidad, dada las condiciones, era realmente suicida y a duras penas podía controlar la dirección derrapando constantemente en las cerradas curvas. De repente, todo terminó, el vehículo desaceleró a los niveles normales mientras un sudor frío recorría toda mi espalda. Ni que decir tiene que en el primer taller que encontré hice revisar el coche, sin que nada justificara el anómalo comportamiento que tan sólo un rato antes había efectuado”.

LOS PERSONAJES:

Carole Ramis,

carole ramis Incansable investigadora en el campo de la Ufología, desarrolló una intensa actividad en el estudio de diversas oleadas de avistamientos ovnis en lo que se dio en llamar “el triángulo de las Baleares”

El Triángulo del Silencio o de las Baleares, es un área similar a la del Triángulo de las Bermudas, de 30.000 kilómetros cuadrados que se extiende por el Mar Mediterráneo, desde el delta del Ebro hasta las islas Baleares, y de allí a Denia, en Alicante.

Su historia se deriva de otro triángulo más pequeño, descubierto por D. Pedro Crespi, Teniente Coronel de la Aviación española, que fue jefe de la base aérea de Puig Major, en la isla de Mallorca. Este hombre constató cómo en el cielo y el mar de esa área se producían fenómenos inexplicables, que se extendían más allá de las islas de Menorca, hacia el norte, y de Ibiza, hacia el sur, llegando hasta Formentera y los islotes de Es Vedrà.

 

Antonio Ribera:

antonio ribera Es considerado como uno de los impulsores de la exploración submarina, y uno de los fundadores del Centro de Recuperación y de Investigaciones Submarinas (CRIS) publicó varias obras de divulgación sobre submarinismo. Fue uno de los pioneros de la ufología en España, y cofundador del Centro de Estudios Interplanetarios de Barcelona (CEI). En 1975 dirigió junto a J. Mascaró i Passarius la expedición catalana a la isla de Pascua (Operación Rapa Nui). En 1990 recibió la Creu de Sant Jordi, el mayor galardón que concede la Generalidad de Cataluña. Fue invitado a la Cámara de los Lores británica dentro del marco del UFO Study Group, donde impartió una conferencia. Prolífico autor de libros sobre la temática Ovni con gran aceptación, algunos de los cuales se editan incluso en lengua árabe.

 

Francisco de Asís Rovatti:

Rovatti Introductor de la Parapsicología en la Facultad de Medicina y figura legendaria de la hipnosis, colaboró con el CSIF, fue presidente de Congresos Internacionales de Parapsicología, como profesor me introdujo en el fascinante mundo de la Hipnosis Regresiva y tuve el placer de tenerlo como ponente en “El primer Seminario Internacional sobre la energía Psi” que tuve el honor de dirigir en 1983.

                         hipnosis

Los Hechos

En una mañana soleada de domingo, de septiembre del año 1985 Javier Clares, fotógrafo, residente en Barcelona, se dirigió armado de dos de sus cámaras a la zona conocida como Parque del Corredor dispuesto a hacer un reportaje sobre la zona.

A bordo de su automóvil y tras abandonar la carretera que desde Sant Celoni lleva a Vallgorguina se adentró en el monte atravesando un estrecho puente romano, poco más tarde dejando el vehículo a buen recaudo y armado con sus cámaras se dispuso a subir la escabrosa pendiente que le conduciría al dolmen de “Pedra Gentil”, de repente, algo extraño sucedió: una niebla grisácea comenzó a descender a jirones por la ladera, algo que no se correspondía ni con la época del año, ni con la hora, ni con la temperatura reinante…

Niebla-_f2

Eran cerca de las 20’00 horas cuando Javier llegaba a Barcelona, dos cosas le sorprendían cuando ponía rumbo a su casa, el poco tráfico encontrado para ser domingo por la tarde, hora de retorno del fin de semana, y el hecho de ver las tiendas abiertas. Entró en su vivienda sonriendo, y la sonrisa se heló en sus labios cuando encontró a toda su familia muy alarmada, él no entendía nada hasta que su hermano le dio la solución:

.- Hoy es lunes, has estado fuera treinta y seis horas.

Para Javier sólo habían transcurrido algunas horas, al menos eso era lo que su cerebro recordaba…

 

CONTINUARÁ

sábado, 18 de junio de 2011

EL DOLMÉN DE LÁCARA

fig21
El Dolmen de Lácara se encuentra junto a la Autovía de la Plata en la carretera que desde La Nava de Santiago nos conduce a Aljucén, a unos 25 kilómetros de Mérida (Extremadura).
dolmen de lacara2  dolmen de lacara 3
La primera vez que visitamos el dolmen de Lácara fue una tarea llena de dificultades, aunque conocíamos su existencia e importancia la carencia de indicadores convertían esta misión en altamente dificultosa. Un monumento megalítico en una dehesa sin referencias claras puede ser lo mismo que buscar una aguja en un pajar, afortunadamente hoy ya existen indicadores y todo un camino perfectamente acondicionado que conducen al monumento en cuestión.
Cuando no se encuentra lo que se busca el camino más directo es preguntar, y tuvimos la suerte de encontrar a dos personas que sacos en hombro salían de entre los árboles, al reclamar su atención se sobresaltaron, probablemente porque lo que llevaban en sus sacos eran bellotas sustraídas con la noble intención de cebar algún cerdo para la matanza y con el innoble proceder de no ser de su propiedad, al ver que nada tenían que temer de nosotros se aprestaron a informarnos, pero los términos dolmen o monumento megalítico no lo asimilaban con nada conocido, pero al describirlo lo identificaron de manera inmediata: “La Cueva del Moro” y nos dieron su ubicación de tal manera que no tuvimos mayores problemas en encontrarlo.
Fue declarado monumento nacional en 1931. Dentro de su categoría, es el mayor que existe en España (en la península solo hay uno más grande en la localidad portuguesa de Évora) aunque existe uno en Antequera de grandes proporciones es de una categoría distinta, ya que éste podemos considerarlo un emblema de una forma cultural común a los pueblos de la vertiente atlántica desde Irlanda hasta la Península Ibérica.
El monumento, que tenía un uso religioso, se divide en tres partes: un atrio o vestíbulo, la antecámara y la cámara principal, que cuenta con cinco metros de diámetro y otros tantos de altura. El túmulo -monte de origen artificial que soporta el peso de las piedras- tiene un diámetro de 40 metros. Su construcción se remonta al cuarto milenio antes de Cristo.
imag_609_05_dolmen_lacara_croquis imag_610_05_dolmen_lacara_croquis_2
El dolmen, que a lo largo de su historia ha sido utilizado como vivienda y resguardo para el ganado, resultó dañado en los siglos XIX y XX por las voladuras que se llevaron a cabo para utilizar la piedra granítica empleada en su construcción.
La excavación más importante en el monumento tuvo lugar a finales de 1950 en aquella intervención se localizaron elementos de ajuar, cerámicas, cuentas de collar y más de cien puntas de flecha. Pero hoy aún se desconocen muchos datos sobre el dolmen.
punta de flecha9
El que fuera cronista oficial de Extremadura D. Vicente Barrantes, denunció la rapiña y el destrozo que sobre el patrimonio artístico y monumental extremeño realizó la Desamortización de Mendizábal y se refiere al dolmen de Lácara como: ”uno de los más raros y notables monumentos de la edad de piedra, lo que llaman los anticuarios del Norte un gan-graben, ó gruta artificial formada por la mano del hombre”.
Efectivamente, el dolmen de Lácara es lo que los nórdicos llaman un Ganggrab, es decir, un sepulcro de corredor, al que Barrantes le atribuye un origen céltico y druídico. Es la primera, aunque tardía, referencia céltica en el megalitismo extremeño, cuando la referencia celta ya se empieza a abandonar en España en favor de caracterizaciones relacionadas con los términos ‘prehistórico’, ‘neolítico’ o ‘megalítico’ (excepto en el País Vasco, en el que el celtismo perdurará hasta bien entrado el siglo XX).
No deja de ser llamativo que el dolmen de Lácara, monumento nacional desde 1931, y que puede ser calificado como colosal, con seguridad uno de los dólmenes más importantes de España y de Europa junto con Cueva de Menga en Antequera (Málaga), Soto en Trigueros (Huelva) y La Pastora en Valencina de la Concepción (Sevilla), no fuera visitado por ninguno de los próceres extremeños que se ocuparon de dar noticia de los dólmenes en Extremadura durante el siglo XIX.
PB160030 dolmen de lacara
En 1950 el ingeniero de minas Ismael Roso de Luna y el naturalista Francisco Hernández Pacheco hacen un detallado estudio del dolmen pero habrá que esperar a 1959 para encontrar el estudio definitivo sobre el dolmen de Lácara que realiza Martín Almagro Basch, siendo el primero excavado de manera científica en la región extremeña. Martín Almagro Basch fue director del Museo Arqueológico Nacional de España entre 1968 y 1981, y colaborador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, entre otras cosas.
Recientemente la Junta de Extremadura ha realizado una importante inversión en señalización, aislamiento del camino de las dehesas colindantes y un verdadero lavado de cara al monumento que ha quedado como muestran las imágenes siguientes:
 P6110009 P6110014
P6110007 P6110020P6110005
Etiquetas de Technorati: dolmen,neolítico,cultura celta,druida,lácara