jueves, 21 de julio de 2011

ABDUCCIÓN 3

P8130060

· CAROL (Interviene).- ¿Quién hace las fotos?

· J.- Están intentando abrir la caja, y se van a velar todas las placas… ¿Por qué son tan poco inteligentes? ... no conocen el material fotográfico…

· R.- Se va a velar.

· J.- Claro que se va a velar… en cuanto la abran … menos mal que el otro ha dicho que no la abran … parece que entiende un poco más.

· C. R.- ¿En qué lenguaje hablan?

· J.- Están hablando como yo … los entiendo perfectamente.

· R.- ¿Oye su voz?

· J.- No, la estoy sintiendo dentro de mi.

· R.- ¿Qué pretenden con usted?

· J.- Pretenden ponerme no sé qué en el brazo, ni para qué… Pero yo no me voy a dejar, claro … si me hacen igual que con la entrada … yo tampoco quería entrar … … yo no quiero que me pongan nada … … … seguro que eso no lo vais a conseguir … ponerme … además yo entiendo de medicina un poco, eso parece un catéter … pero nunca había visto el sitio donde está conectado … además no me lo voy a dejar poner en la vena, eso seguro … porque esta tarde tengo que volver a Barcelona, tengo que adelantar un trabajo y no quiero quedarme aquí, y quiero salir de la cueva. Tengo que volver al coche … … yo no quería que me lo pusieran.

· R.- ¿Le inyectan o le extraen?

· J.- Parece que están sacando … una cosa …

· R.- ¿Tejido o líquido?

· J.- Es líquido y están llenando … eso que tienen ahí delante … no sé que es … … … no me gustan. No se parecen en nada a los que veo … son casi tan altos como yo, un poco menos, pero su cara es horrible.

· CR.- ¿Cómo van vestidos?

· J.- Están arrugados … no se les ve ropa …

· CR.- ¿Llevan algo en la cabeza?

· J.- Parece que el que me la ha puesto tiene pelo, pero los otros no …

· CR.- ¿Qué color?

· J.- Son grises … un gris muy sucio …

· CR.- ¿Qué edad parece representan?

· J.- Unos treinta años

· R.- Preste mucha atención a mi voz, siga profundamente descansando. Cuando despierte, cuando salga de este estado, recordará perfectamente el rostro de uno de ellos y lo dibujará. Ahora siga, siga profundamente descansando y siga reviviendo lo que ocurre.

· J.- Dan mucho asco, son como viscosos … además no quiero que me toquen … me están dejando como una cosa viscosa, un … …

· CR.- ¿Qué hacen?

· J.- Me están tocando los brazos … … y quiero que me saquen ya esto …

· CR.- ¿Le tocan la cabeza?

· J.- No, la cabeza no, los brazos … ¿pero por qué no puedo mover las piernas? … no me puedo incorporar a verlas … tienen un tacto asqueroso … y ahora encima me están enganchando algo en el brazo … ¿por qué no me dejarán ya tranquilo volver al coche? … no voy a poder ni moverlo luego … yo no quiero que me metan nada en el brazo, tengo que dibujar … ¡No quiero! ¿Quién va a conducir hasta abajo? Tú no sabes … no vas a poderte…

· CR.- ¿De dónde son? ¿de dónde son?

EXTRATERRESTRES

· J.- ¿Por qué no me lo quieren decir? … … ellos saben de dónde vengo yo … No existe ese planeta … yo no conozco ningún planeta que se llame Casiopea de esos que decís … … Aún no entiendo que hago yo aquí dentro … ni que queréis … ¿por qué estoy aquí, a ver? … no lo entiendo … cada vez me estáis confundiendo más y lo que me habéis metido en el brazo no me gusta nada. Si me quedan marcas lo van a ver … y nadie se lo va a creer … ¿Y por qué os interesa que nadie se crea lo que voy a contar? … además, yo no quiero contar nada a nadie … porque me van a tomar por loco, y yo no quiero … siempre he sido una persona muy seria y nunca me había pasado esto … … yo no creo que esté aquí dentro, no quiero creérmelo … lo tengo que estar soñando … … menos mal que cuando me despierte todo habrá pasado … yo no estoy aquí dentro y vosotros no existís … no me lo puedo creer.

· Carole.- ¿Sacan fotos con la caja, verdad? ¿Han sacado fotos?

· J.- ¡Me están haciendo fotos a mí! ¿y para qué las quieren?

· Carole.- ¿Con su caja?

· J.- Con mi caja y con mi cámara, además, no saben manejarla, la van a estropear y es muy cara … ¿por qué están intentando hacerme fotos? …

· Carole.- ¿Y que explicación dan? ¿por qué le inyectan en el brazo?

· J.- Quieren sacarme algo pero no sé que es … les interesa, quieren hacer algo, otro como yo. Están locos, ellos sí que están locos

· Carole.- ¿Hay otros seres humanos ahí en la cueva?

· J.- Dicen que quieren hacer otro, otro que sea igual que yo …

· Carole.- Ah… ¿Un clon? ¿han dicho qué?

· J.- Quieren cambiarme

· Carole.- ¿Mentalmente?

· J.- Quieren hacer otro igual que yo, y a mi borrarme. Pero no lo van a conseguir, seguro que no, porque yo tengo más fuerza de voluntad que ellos. Lo que pasa es que me están haciendo dormir …

· R.- Duerme ahora

· J.- No … no quiero …

· R.- Duerme, si, descansa …

· J.- No quiero quedarme dormido … … tengo que volver … yo quiero a algunas personas y si hacen otro como yo …

· Carole.- ¿se pueden confundir?

· J.- Es lo que quieren

· Carole.- ¿Es usted ahora Xavier?

· J.- Claro que soy yo. Estoy seguro que no lo van a conseguir, aunque me hayan sacado eso no lo conseguirán … yo me acuerdo de quien soy, y sé lo que tengo que hacer ahora …

· Carole.- ¿Qué va a hacer?

· J.- Cogeré mi coche y lo llevaré a limpiar.

· Carole.- ¿Por qué? ¿Está sucio?

· J.- Si creo que sí.

· Carole.- ¿Por qué?

· J.- No sé … se ha ensuciado cuando ha caído algo pegajoso encima del capó.

· Carole.- ¿Sí?

· J.- Si, era grasiento y asqueroso … encima se me han comido el bocadillo que yo traía …

· Carole.- ¿Dónde? ¿en qué sitio se lo han comido?

· J.- Detrás del coche … han entrado no sé por dónde, porque está todo cerrado menos el maletero … ¡Son tan repulsivos! Voy a tener que subir a lavar las fundas, éstas las he de lavar sin falta, y no quiero dormirme esta noche. Voy a pasarme toda la noche trabajando … … si me duermo seguro que vienen con el otro.

· Carole.- ¿Para qué quieren hacer este otro?

· J.- Quieren cambiarme

· Carole.- ¿La mentalidad de usted?

· J.- Y la persona

· Carole.- ¿A toda la persona y la mentalidad?

· J.- Con el mismo físico otra persona va a haber, y no quiero que lo consigan …

· Carole.- ¿Pero ese otro Xavier, puede ser positivo o…

· J.- No lo sé

· Carole.- …negativo?

· J.- Pero si viene el otro yo me moriré, no quiero.

· R.- ¿Quién le corta el cabello?

· J.- ¡Me lo están cortando ellos! … yo no puedo levantar la cabeza …

· R.- ¿Para qué?

· J.- Quieren copiarlo …

· R.- Bien, Xavier, ahora descansa, descansa …

· J.- ¿Pero por qué quieren copiarse mi pelo?

· Carole.- ¿Tiene algo que ver con los otros amigos suyos pequeñitos?

· J.- No; los otros no quieren, me lo están diciendo … no les gusta lo que está pasando.

· Carole.- ¿Por qué no intervienen?

· J.- ¡Es un secuestro! No pueden, no les dejan entrar

· R.- ¿Cómo sale usted de la cueva?

· J.- Me sacan

· R.- ¿Cómo?

· J.- Yo ya estoy sentado en el coche …

· R.- ¿Y hacia dónde va ahora?

· J.- Pero me falta el pelo … … mira, me faltan las llaves y no sé como entrar en el coche siquiera … sólo sé que detrás mío hay otro igual que yo, y no soy yo, y no es el espejo, ¿eh? Me he girado y lo he visto, está sentado en mi coche …

· Carole.- ¿Dónde están las migas?

· J.- Sí

· Carole.- ¿Hay un Xavier igual como usted?

· J.- Va vestido igual que yo y todo, y lleva el pelo largo, no como yo. No puede ser un reflejo mío, yo llevo el pelo corto ahora y no sé por qué, yo no he ido al barbero.

· Carole.- ¿Y este otro Xavier, va con usted en el coche?

· J.- Ahora estamos entrando en la autopista y se ha pasado delante.

· Carole.- ¿Está sentado al lado de usted?

· J.- Está aquí.

· R.- ¿Y qué dice?

· J.- No dice nada sólo se ríe.

· R.- ¿Usted no le pregunta nada?

· J.- No, porque parece mi hermano gemelo, va vestido igual que yo y todo.

· R.- ¿Qué hace con él, lo hace bajar?

· J.- ¡Pero está al revés! …

· R.- ¿Sí?

· J.- Está hecho al revés que yo. Es un reflejo.

· R.- Sí. Cómo si estuviera delante de un espejo con más…

· J.- ¡Sí, pero está vivo!

· R.- ¿Qué hace con él?

· J.- ¡Anda Dios! está conmigo, ¿no lo ve?

· R.- ¿Ahora?

· J.- Me está acompañando en el coche, estamos en el coche …

· R.- ¿Cuándo baja del coche?

· J.- Mira, lo voy a dejar ahora aquí en la calle Vallespir, me lo ha dicho él.

· R.- ¿Vallespir, esquina a…?

· J.- Esquina Condes de Bell-lloch.

· R.- Justo

· J.- Tiene que irse a su casa. Yo tengo que irme a trabajar … … además lo han visto bajarse … me acabo de encontrar con mi vecino …

· R.- Sí

· J.- Pero no me ha dicho nada, ni le ha dicho nada, ni el otro habla … no sé siquiera si sabe hablar, ni me creo lo que está pasando, no puede ser hombre, yo estoy soñando. Además, hoy es domingo y las tiendas están abiertas ¿sabe, por qué? ¿Pero por qué están abiertas las tiendas hoy? Hoy es domingo … son las seis de la tarde …

· R.- Bien. Ahora, Xavier, vuelve usted a estar aquí a mi lado.

FIN DE LA TRANSCRIPCIÓN

periodico

CONCLUSIÓN:

La verdad es que no sé si es posible una conclusión sobre unos acontecimientos que se escapan un poco en el tiempo, la web polaca “polish ufo center” habla de unas pruebas psicológicas realizadas a Javier por la doctora María Blanch Cardoner, de las que yo no tenía conocimiento, y que dan un coeficiente de inteligencia superior a la media, afirmó que Javier era una persona equilibrada y tranquila, sin desviaciones psicóticas pero con tendencia a la confabulación y la mentira.

Yo, bajo ningún concepto, afirmaría que todo esto es fruto de una confabulación y que el protagonista de la misma se inventó una historia en la que no tenía nada que ganar y mucho que perder. Sin embargo, hay diversos detalles de la propia regresión que se me antojan curiosos, incluso peregrinos:

en polaco

1) En una regresión hipnótica lo que se persigue es revivir o visualizar los hechos, en una situación tan traumática como la descrita, lo normal, es que el sujeto se hubiera dejado arrastrar por el pánico, cosa que no sucede, muy al contrario se muestra sereno y más pensando o recordando que visualizando un hecho, el relato parece proceder más de un ejercicio de memoria que de algo que está viendo en esos momentos. De hecho las numerosas pausas parecen más bien un ejercicio de introspección, y la forma recurrente con que acude a la palabra “además” no sugieren más que el reforzamiento de un recuerdo al que accede en ese momento.

2) En un estado hipnótico tan profundo como para permitir la regresión, el “transfer”(vinculo de dependencia que se crea entre el hipnotizador y el sujeto) se produce estando éste último en una realidad lejana a su entorno inmediato, sin embargo ,esta sesión parece de “café para todos”, la señora Rámis interviene preguntando al sujeto, y éste la oye y le contesta, lo que sugiere que su trance no es realmente profundo, si fuera así sólo obedecería a las órdenes del hipnotizador, y en ningún caso éste le ordena que escuche o responda a la Sra. Rámis.

prensa

3) La Sra. Carole Rámis actúa no sólo como elemento perturbador de la regresión sino también contaminador de la misma, ya que sus preguntas en muchas ocasiones intentan encaminar al sujeto a un terreno que por la razón que sea era de su interés (¿Pero ese otro Xavier, puede ser positivo o…) (¿Sacan fotos con la caja verdad? ¿Han sacado fotos?) en ese momento Javier no estaba hablando para nada de fotos, es la propia Carole quien lo saca a colación.

4) No debemos olvidar que la Sra. Rámis no tenía la complacencia de sus colegas Ufólogos, es más algunos la tacharon de farsante.

5) Javier ante la terrible situación que está viviendo parece más preocupado por nimiedades, como la suciedad de su coche que tenía que lavar, que por su propia supervivencia.

La más elemental de las prudencias aconseja no aventurarse sacando ningún tipo de conclusiones, lo que si voy a hacer es marcar una posibilidad de una explicación alternativa:

 

Realmente el sujeto en su estado hipnótico (no muy profundo) relató unos hechos que venían de su propia memoria, de una distorsión de la realidad que sólo pudo producirse por medio de alguna droga. No existe ninguna cueva (de la que se tenga constancia) en el entorno geográfico del lugar de los hechos, luego el sujeto estuvo en algún lugar que él identifica como cueva.

No debemos olvidar que  muy cerca de la Pedra Gentil se encuentra la ruinosa iglesia (ya reconstruida) de Santa Eulalia de Tapioles, enclave éste que en la época que sucedieron los hechos era utilizado por algunas sectas satánicas para sus rituales, no era infrecuente el ver, convenientemente oculto, procesiones de sectarios envueltos por negros hábitos con capucha pasear una carabela insertada en un palo al anochecer.

¿Pudo Javier tropezar con algunos adoradores del diablo y haber sido drogado? No es una posibilidad descabellada, personalmente he asistido oculto a una de esas extrañas procesiones que, créanme ustedes, hiela la sangre en las venas, y el comportamiento de estos sectarios ha sido en ocasiones violento, cerca del lugar a unos tres kilómetros existía (no sé si aún existe) un camping gratuito de la Diputación de Barcelona, una noche los campistas fueron atacados por estos adoradores del diablo, es decir, es impredecible la actitud de estas personas y su reacción ante la presencia del fotógrafo en sus lugares mágicos, pudiéndose producir un ataque y obligarle a ingerir el alucinógeno. Si esto fuera así se podría considerar la ingesta de LSD “Dietilamida del Acido Lisérgico” droga que actúa en cuatro fases: en la primera pasan por una llamémosle difuminación de la realidad, ensombrecimiento de los colores etc. es lo que se conoce como fase de subida ; en la segunda fase, llamada de meseta, aparecen visiones fantásticas y alucinaciones visuales; en la tercera fase o de pico máximo el tiempo parece que se detiene y se experimenta una especie de traslación a otro mundo. Esta experiencia puede ser algo mística o, por el contrario, producir temor y miedo, la fase de caída se produce seis horas después y es cuando paulatinamente desaparecen los efectos. No es inusual en los “aquelarres” el empleo de sustancias psicotrópicas que facilitan la visión del “más allá” y desinhiben a los practicantes para todo tipo de prácticas sexuales.

DOBLE

  Recordemos también que Javier señala que le inyectan algo o le extraen algo del cuerpo y que el LSD puede administrarse mediante una inyección intramuscular o intravenosa, además de por vía oral.

No estoy dudando ni de la experiencia del Sr. Clares ni de la profesionalidad del Sr. Ribera y el Profesor Rovatti,- de la Señora Ramis me reservo la opinión-, tampoco quiero que se entienda que soy de los que piensan que los extraterrestres no existen, todo lo contrario, creo que es absurdo pensar que somos la única forma de vida inteligente del universo, lo que sí creo firmemente es que a veces es necesario pensar que: “Existen otros mundos, pero están en éste”.