domingo, 25 de septiembre de 2011

EL MISTERIO DE LA SANGRE 2

VIDEO DE LA ASOCIACIÓN DE AMIGOS DE SAN PANTALEÓN

 

Nos encaminamos a la provincia de Burgos y a la comarca de Merindades, en el valle del rio Jerea, afluente del Ebro, y en su margen izquierda en el lugar conocido como El Cañón, en un emplazamiento que podemos calificar como espectacular, en lo alto de un peñasco en un pronunciado declive, dominando la vega se encuentra el objeto de nuestro destino; una iglesia románica de pequeñas dimensiones que responde al nombre de San Pantaleón de Losa.

1 33-San_Pantaleon_de_Losa_(14)[1]

El declive en que está situada obliga a que el interior de la ermita se articule en dos planos.

el atlante La portada es cuanto menos sorprendente, en el lado izquierdo una enorme figura con aspecto de la antigua Babilonia nos recibe ajena a lo enigmática que para nosotros resulta, infinidad de estudios han intentado dar respuesta a este enigma, unos dicen que es Hércules, otros que se trata de un Atlante y por último están los que en el enigmático personaje ven a Noé. Nosotros nos decantamos, con todas las reservas, por esta última hipótesis por diversas razones que iremos exponiendo.Lugar sagrado 13056 San Pantaleón de Losa (Burgos) 13-10-06

Para complicar más la ya de por si extraña portada, en el lado derecho nos presenta una especie de rayo haciendo zig-zag, es decir, en San Pantaleón de Losa se han sustituido las normales columnas de una portada por un rayo y un gigante.

En las arquivoltas aparecen recuadros tallados con pies y cabezas humanas y una barcaza numerosamente tripulada, lo que sin duda hace una clara alusión al diluvio (¿Otra vez Noé?).

La ermita se consagró en 1.207 y ¡Oh sorpresa!, conservó una reliquia de San Pantaleón, ni más ni menos que su sangre que se licuaba el día de celebración de su festividad. Este “milagro” atraía a este extraño lugar a numerosísimos peregrinos y curiosos, parece ser que la reliquia terminó en el Convento de la Encarnación, contradiciendo la afirmación de que fue traída desde Italia.

Pero no tenemos suficiente con el milagro de San Pantaleón, con Noé, y los Atlantes, que -¿y por qué no? vamos a complicar las cosas un poco más- en el siglo XII un peregrino inglés al pasar por Losa y enterarse del milagro de la licuación de la sangre lo relacionó con el Ciclo Artúrico, especulando que la sangre sería la contenida en el Santo Grial.

Y cómo no, le prestamos también atención a esta posibilidad.

1231154530_extras_ladillos_2_0

Ahondando en la toponimia del lugar nos encontramos a pocos kilómetros una sierra que responde al curioso nombre de Sierra Salvada y muy cerca existe un pueblo de nombre Criales y que obviamente tenemos que observar el paralelismo con “Griales”, quizás por aquello de que las casualidades no existen muy cerca está el pueblo de Siones con su iglesia de Santa María, y esta iglesia fue construida por los templarios en el siglo XII, y en ella en la zona del presbiterio, además de otras representaciones alegóricas, encontramos el Grial, la santa copa en manos de un caballero en uno de los capiteles interiores.

Y puestos a repasar en esta “mitología griálica” no podemos menos, sin plantearnos la polémica de si el grial es o no es una copa, que recapitular: tenemos sangre milagrosa, el monte Salvado (¿Mont Salvat?), Siones con su iglesia Santa María de Sión, y el caballero con su copa. Y con todo ello, el monumental Noé y el “arca” donde se salvan los elegidos.

Foto3_normal

Y sobre todo, tenemos ,y como mejor lo apreciamos es desde la distancia, un colosal atolón terrestre de roca cretácea semejante a un barco, que sobre su cubierta sostiene la extraña silueta de una diminuta y bellísima ermita románica. El hecho de que la ermita se encuentre enclavada dentro del recinto de un castro de la Edad del Hierro (cultura de origen céltico) otorga a este lugar un cierto halo mágico.

Nos marchamos de allí cargados de indicios y con una sola seguridad, la de estar en un “lugar de poder”