sábado, 9 de febrero de 2013

¿ESTUVO CASADO JESÚS DE NAZARET? II



La Palestina del siglo I era, desde el punto de vista social, muy compleja. Jerarquías y divisiones sociales se daban la mano con hombres libres, esclavos, gentiles, judíos y samaritanos, amén de las divisiones hombre y mujer y los diferentes roles que cada uno debía cumplir, ricos y pobres, más las diferentes  escuelas rabínicas etc.  Siendo la propia  religión judía la que establecía estas jerarquías en muchos casos propiciando divisiones difícilmente reconciliables.

El griego era la lengua del comercio y de la cultura, el arameo era la lengua del pueblo y el latín la lengua oficial. Existían ciudades que constituían verdaderos  centros de poder económico, y que normalmente tenían origen griego o romano y que gozaban de una cierta  independencia, ejemplos de esta realidad eran las ciudades de Séforis, Tiberíades y Jerusalén, que  estaban controladas por mercaderes y que en muchas ocasiones no eran judíos. En el medio rural la situación era distinta. La mayoría de la población era judía y existían altos índices de  pobreza debido al mal reparto de la propiedad.
Una difícil situación a la que hay que añadir que Palestina era una nación ocupada bajo el  dominio romano desde el 63 a. C. bajo el imperio de Pompeyo,  y posteriormente Augusto y Tiberio. Los judíos, aunque bajo dominio romano, mantenían su rey y sus leyes.
La sociedad estaba dividida fundamentalmente en tres clases sociales bien diferenciadas: los saduceos, los fariseos, esenios y los zelotes.


  • ·        Los saduceos eran los miembros de lo que podemos llamar aristocracia judía, no es de extrañar pues, que los invasores de la Palestina buscaran su apoyo para poder someter  más fácilmente al pueblo. Y ésta fue claramente una de las características de esta clase social, es decir, eran colaboracionistas que se sometían al poder extranjero, independientemente de que  fueran griegos o romanos; camaleónicamente adoptaban sus modas y cultura. Esta sumisión al poder les permitía tener los cargos públicos más importantes: el sumo sacerdote era miembro de este grupo, así como la aristocracia y los principales propietarios de tierras. Desde el punto de vista religioso negaban la inmortalidad del alma y la resurrección, la existencia de espíritus o ángeles. Según Flavio Josefo no aceptaban la predestinación y enfatizaban en el libre albedrío humano para escoger entre el bien y el mal; rechazaban la interpretación de la Torá de los rabinos,  afirmaban que Dios premiaba a los hombres buenos en vida, por lo que ellos, al ser ricos, eran el pueblo bueno. Su filosofía era materialista, liberal y mucho más mundana que la de las demás castas. Tras las guerras macabeas  los judíos más ricos y educados así como los que residían más allá de los límites de Palestina, gradualmente tendieron a asimilar la cultura griega, a éstos se les denominó helenistas y constituían el elemento liberal de la sociedad judía. Pero la mayoría de los que vivían en Judea se aferraron tenazmente a las costumbres  de sus antepasados, y sobre todo, a su religión.
  • ·        En oposición a las influencias griegas, surgió en Judea un movimiento conservador cuyos miembros tomaron el nombre de hasidim ( "los piadosos" o "santos") este fue el origen de los fariseos, cuyo nombre significa "separatistas",  aparecieron por primera vez como  partido político alrededor del año 120 a. C., durante el tiempo de Juan Hircano,  eran el partido mayoritario, popular y ortodoxo. Su programa consistía en adherirse rígidamente a la ley y a la multitud de interpretaciones tradicionales de las Escrituras. No se apartaban del bullicio y de la actividad de la vida, pero eran severos jueces de ella y procuraban evitar las relaciones que creían que los contaminaban. 


Los fariseos creían en la vida después de la vida y que la felicidad de Dios sólo podría disfrutarla el justo. En ese estado beatífico los buenos recibirían la recompensa de su virtud. Pero los impíos, los que resistían a Dios, los que desobedecían la ley divina, sufrirían para siempre. Esta creencia de felicidad futura les convertía en fanáticos seguidores de la Ley escrita.

  • ·        Tras las guerras Macabea  los llamados Esenios  se retiraron al desierto para "preparar el camino del Señor", bajo el mando de un nuevo líder, el Maestro de Justicia. En realidad este movimiento, mitad político y mitad religioso, se convirtió en una secta apocalíptica y se retiraron al desierto para esperar el fin de los tiempos. Se convirtieron en una comunidad cerrada, quien deseara integrarse en ella debía ser instruido, aceptado y durante dos años permanecía estrechamente vigilado hasta ser aceptado definitivamente;  sus bienes pasaban a ser parte de toda la comunidad y, al igual que los frutos del trabajo personal, se distribuían según las necesidades de cada uno, dejando una parte para auxiliar a pobres, viudas, huérfanos, desempleados, forasteros y esclavos fugitivos que, sin ser integrantes de la comunidad, requirieran ayuda. Se imponía  un estricto código de disciplina, cuya base era la corrección fraterna mutua. Por lo general, las mujeres no eran aceptadas dentro de la comunidad, y los hombres practicaban el celibato toda su vida, aunque según Josefo, una parte de los esenios sí permitían el matrimonio y entre las normas de Qumran se reconoce claramente la opción de casarse.

  • ·     Los zelotes o zelotas fueron un movimiento político-nacionalista en la Palestina del siglo I. Fue fundado por Judas el Galileo como una rama de los fariseos,  fueron la facción más violenta del judaísmo de su época, enfrentándose frecuentemente a otras facciones como los fariseos o saduceos, a quienes acusaban de que solo les importaba el dinero.  Su nombre ha pasado a ser sinónimo de intransigencia o radicalismo militante. Algunos historiadores los consideran como uno de los primeros grupos terroristas de la historia ya que utilizaban el homicidio de civiles colaboracionistas con el gobierno romano, para disuadir a otros de hacer lo mismo. Dentro del movimiento zelota, una facción radicalizada conocida como los sicarios, se distinguió por su particular virulencia y sectarismo. Su objetivo era una Judea independiente del Imperio Romano mediante la lucha armada.

Podríamos hablar de otras subdivisiones dentro de la sociedad judía, como los publicanos, pero bástenos saber que existían los am ha' aretz o pueblo de la tierra, los más desfavorecidos por la fortuna que ni sabían ni entendían de la Ley, pues bastante preocupación tenían con comer cada día.

Un amplio abanico desde los acomodados, los fanáticos religiosos, los apocalípticos y los terroristas nacionalistas, más una gran masa de población dentro de la más absoluta pobreza, este era el panorama social y político en que se desenvolvió Jesús, pero ¿qué papel jugaba la mujer en esta compleja sociedad?