jueves, 6 de marzo de 2014

La miracolística y los fenómenos paranormales IV

 

Corría el año 1622 cuando el padre Alonso de Benavides marchó al frente de 26 franciscanos con la misión de evangelizar los territorios de Nuevo México, territorios ocupados por las tribus de los apaches, navajos y comanches entre otros, que eran considerados salvajes y sanguinarios con los blancos; pero sorprendentemente estos venían a suplicarles que fueran a sus tierras para administrarles el bautismo y demás sacramentos de la fe cristiana.

2 (1)

Ellos hablaban de la Dama azul (en alusión al color de su capa), quien se les aparecía y les hablaba trasmitiéndoles su fe. Los padres Juan de Salas y Diego López los acompañaron asombrados por aquella evangelización milagrosa, siendo recibidos por los paganos como hombres enviados por Dios.

El padre Alonso de Benavides, ante estos milagrosos sucesos, decidió viajar a España desde México para informar a sus Superiores. Llegó a España el 1 de agosto de 1630 y, antes de conocer a la Madre de Ágreda, escribió un memorial de los hechos, que se imprimió en Madrid ese mismo año y que entregó al rey Felipe IV, al Consejo de Indias y al General de su Orden el padre Bernardino de Siena.

2 (2)

El padre Benavides fue a visitar a la Madre de Ágreda con autorización del Padre General.

“Escribo aquí parte de las maravillas que la divina Majestad ha obrado y va obrando en las conversiones del Nuevo México por ministerio e instrucción de la dichosa Madre María de Jesús, abadesa de su convento de la Concepción descalza de nuestro seráfico Padre san Francisco, en protección y gobierno de la santa provincia de Burgos en la villa de Ágreda. Las cuales maravillas la misma Madre María de Jesús me manifestó y dijo a solas en el confesionario a mí, fray Alonso de Benavides, de la Orden de nuestro Padre san Francisco.”

Existen tantos testimonios que difícilmente podemos considerar estos hechos como fruto de la imaginación calenturienta de una época ávida de milagros, no debemos olvidar que hasta los coetáneos de la Venerable dudaban y que todavía la citada no ha conseguido que la Iglesia la califique como beata, sin embargo los testimonios son inapelables ¿Qué sucedió?

*********

En abril de 2011 abordábamos en este blog la bilocación, en un artículo bajo el título “LA BILOCACIÓN: ENTRE EL MILAGRO Y LA FÍSICA CUÁNTICA”  en el definíamos la bilocación como la presencia simultánea de una persona en dos lugares diferentes, sin excluir la capacidad de interactuar con el entorno de forma normal. Los estudiosos de los fenómenos místicos hablan de una bilocación sobrenatural hecha milagrosamente por Dios, pudiendo presentarse de dos maneras: o puramente en espíritu o bien en cuerpo y alma.

La realidad es que no se sabe a ciencia cierta qué es lo que ocurre durante la bilocación, pero la aparición de un individuo en dos lugares diferentes a la vez sustenta la teoría que implica la proyección de un doble.

La ciencia poco o nada dice al respecto, aunque recientemente el Nobel de Medicina, Luc Montagnier, cree que bajo ciertas condiciones, el ADN puede proyectar copias de sí mismo por medio de ondas electromagnéticas. Probablemente esta teoría no tendría ninguna repercusión si no fuera porque quien trabaja sobre ella es el premio Nobel de Medicina de 2008, nadie en su sano juicio estaría dedicando tiempo y recursos a una idea que parece sacada de una novela de ciencia ficción. Sin embargo, Montagnier está terminando de preparar un estudio.

3

Bajo ciertas condiciones, asegura Montagnier, el ADN puede proyectar copias de sí mismo por medio de ondas electromagnéticas; esas mismas ondas pueden ser «recogidas» y almacenadas en agua pura y, gracias a ciertos efectos cuánticos, crear en ella una «nanoestructura» de idéntica forma al ADN original; si además, en la solución «receptora» de las ondas se añaden enzimas replicadoras de ADN, éstas pueden «recrear» el ADN a partir de la «nanoestructura» teletransportada, como si el ADN original estuviera realmente allí mismo.

Si se demuestra que estos resultados son correctos, estaríamos ante un descubrimiento tan revolucionario que cambiaría para siempre los fundamentos sobre los que se basa la Química moderna.

Los científicos han utilizado dos tubos de ensayo, el primero contenía un fragmento de ADN. El segundo, agua completamente pura y sin resto alguno de materia orgánica en su interior. Ambos tubos se encerraron después en una cámara especial que anula el campo electromagnético natural de la Tierra, con objeto de que éste no contaminara los resultados del experimento. Por último, ambos tubos fueron enrollados en tubos de cobre de los que emanaba un ligero campo electromagnético.

Siete horas después, el contenido de ambos tubos de ensayo fue sometido a reacciones en cadena de la polimerasa, una técnica ampliamente utilizada por los biólogos moleculares para replicar de forma masiva cualquier fragmento de ADN que se pueda encontrar en la muestra, por pequeño que sea, lo que facilita su identificación y posterior estudio. Y aquí es donde estalla la sorpresa: se recuperó ADN de ambos tubos, a pesar de que el segundo sólo contenía agua.

***************

A pesar de estos avances científicos es bastante difícil explicar la bilocación de la Venerable de Agreda, sobre todo cuando la propia iglesia no la considera ni tan siquiera beata. ¿Cómo dudar de los asombrados monjes? ¿Cómo dudar de los inocentes indios? ¿Por qué no se pronuncia la iglesia, cuando con mucho menos se han nombrado a beatos y santos?

Demasiadas preguntas sin respuesta a lo que hay que añadir que descendientes de los Apaches aseguran que “la dama azul de los llanos” continúa aún apareciéndose en aquellas tierras.

Publicar un comentario